CÓD.N04-S02-09 ONLINE

DE LAS BÓVEDAS TARDOGÓTICAS A LAS BAÍDAS: EL USO DEL GRANITO SILICIFICADO EN LOS SIGLOS XVI Y XVII EN ÁVILA

Como es bien sabido, la influencia del Real Monasterio de El Escorial en la arquitectura española de las últimas décadas del siglo XVI y primeras del XVII fue muy poderosa, extendiendo ampliamente su huella a edificios tanto civiles como religiosos. A ello se sumó el nutrido grupo de maestros que allí trabajaron y en buena medida se formaron, trasladando posteriormente a obras a su cargo diferentes elementos siguiendo modelos aplicados en la gran fábrica filipina. La proximidad geográfica y las estrechas relaciones de algunos de estos maestros con diferentes mecenas abulenses facilitaron su trabajo en la ciudad, que en aquellas décadas vivía el último periodo de más de un siglo de esplendor constructivo.

La llegada a la capital de estos arquitectos estuvo vinculada especialmente a la edificación y reformas de varios conventos y monasterios, a lo que se sumaron capillas particulares en ellos y en la catedral, además de una ermita. Figuras del peso de Pedro de Tolosa y Francisco de Mora se implicaron en diferentes obras materializando en ellas magníficas bóvedas vaídas construidas en su mayor parte con granito silicificado rojo y blanco -o piedra sangrante- procedente en gran medida de las cercanas canteras de La Colilla. Con ello se sumaron a una antigua tradición constructiva empleada en la arquitectura abulense, que tuvo su origen en el uso de este material en la cabecera catedralicia en el siglo XII. Junto a estos maestros trabajaron otros más modestos vinculados a sus obras, primero, e independientes después, como, por ejemplo, Francisco Martín, quien también diseñó y construyó este tipo de abovedamientos.

La serie hubo de tener su inicio a comienzos de la década de 1570 en la iglesia de Mosén Rubí, en la que Rodrigo Gil de Hontañón y Pedro de Tolosa se encargaron de trazar la conexión de la capilla funeraria con el hospital por medio de un cuerpo en el que se disponía un coro en alto y en cuya base se ubicó la primera de estas bóvedas en la ciudad. El mismo Tolosa las empleó a finales de la década en el convento de San Antonio, recurriendo en este caso a despieces cuadrangulares y circulares en torno a la clave. En las dos últimas décadas de siglo sería Francisco Martín quien se encargase de su diseño y construcción en la capilla de Jerónimo de Henao en el convento de San Francisco, en los tramos más orientales de la iglesia conventual de Santa María de Jesús -Las Gordillas- y en las capillas colaterales de la ermita de Nuestra Señora de las Vacas. Ya durante la primera década del siglo siguiente sería Francisco de Mora quien las dispusiese en las capillas de San Segundo y Velada -cripta-, así como en los conventos de San José o Santa Ana, configurándose con ello un conjunto de abovedamientos muy singular por su traza y cromatismo, conferido por el uso de este granito tan identificado con la arquitectura histórica de la ciudad.

Palabras clave

ÁVILA BÓVEDA VAÍDA FRANCISCO DE MORA GRANITO SILICIFICADO PEDRO DE TOLOSA

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Raimundo Moreno Blanco

Ver Perfil

profile avatar

Eduardo Azofra Agustín

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 8 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      Eduardo Mosquera Adell

      Comentó el 26/11/2021 a las 11:36:09

      Buenos días, el empleo de bóvedas vaídas de cantería se dio en el Renacimiento español en distintos ámbitos, algunos más separados de una influencia tan directa del Escorial que los casos analizados. Por ejemplo, en tierras de Jaén, de la mano de Andrés y Alonso de Vandelvira, Alonso Barba, etc. De hecho, el libro de cortes de piedra de Alonso de Vandelvira es un referente. En esa zona se empleaba piedra franca, caliza, en lugar del granito en las variedades indicadas. Pero destacaría los ejemplos abulenses por la evolución que aportan sobre abovedamientos diversos desde época medieval hasta el XVII y las características de la piedra de la Colilla, que tanto las singulariza y que se expresan muy bien en la ponencia. En ese sentido, desearía saber si hay una dirección de corte preferente por parte de los canteros, en relación con la bicromía, como sí se hacía en el siglo XVI con la piedra jabalona (caliza rayada, en el caso de Baeza, por ejemplo). La severidad de la arquitectura del XVIII, ¿hizo desechar este material?

      Responder

      • profile avatar

        Raimundo Moreno Blanco

        Comentó el 26/11/2021 a las 12:43:51

        Buenos días, Eduardo:
        Gracias por tu pregunta. Efectivamente, como expones, las bóvedas baídas fueron muy empleadas en Andalucía debido a la repercusión de la obra de Alonso de Vandelvira. Del mismo modo, podemos encontrarlas en otros territorios como Extremadura, Castilla la Mancha o el País Vasco. En el caso de Ávila proponemos la influencia directa del monasterio de El Escorial por su proximidad y porque son varios los maestros que están documentados en ambos lugares en relación a este tipo de abovedamientos. No nos consta que existiera una dirección de corte predominante. Respecto a su falta de uso en el s. XVIII, creemos que tiene que ver con el agotamiento de las canteras -hoy su material se reserva de forma exclusiva para obras de restauración- y con el acusado descenso en la construcción de edificios monumentales en esa centuria en Ávila.
        Un saludo.

        Responder

    • profile avatar

      Elena Beatriz Bellido Cledera

      Comentó el 25/11/2021 a las 23:01:25

      Buenas .
      En primer lugar quería felicitarles por la ponencia. Me gustaría saber si hay más ejemplos ejecutados con este material en edificios de otras ubicaciones fuera de Ávila en esa época

      Responder

      • profile avatar

        Eduardo Azofra Agustín

        Comentó el 26/11/2021 a las 00:07:21

        Hola, Elena Beatriz:
        Hasta donde nosotros sabemos, no. Sí hay ejemplos desde el siglo XII en la propia ciudad de Ávila, pero fuera no conocemos ejemplos de utilización de este tipo de piedra, cuya principal cantera, La Colilla, se encuentra situada a apenas 2 km de Ávila.
        Saludos, y muchas gracias por tu pregunta,
        Eduardo Azofra

        Responder

    • profile avatar

      Clara Mosquera Pérez

      Comentó el 25/11/2021 a las 22:58:12

      Estimados Raimundo y Eduardo,

      Quisiera felicitaros por la presentación, de gran interés. Me he quedado con la duda de por qué deja de utilizarse el granito silicificado blanco y rojo en la construcción en 1615, o cuáles son las hipótesis que lo justifiquen. Muchas gracias, saludos

      Responder

      • profile avatar

        Eduardo Azofra Agustín

        Comentó el 26/11/2021 a las 00:04:11

        Hola, Clara:
        Entendemos que se trata de una conjunción de factores, entres los que destacan el importante descenso que se produjo en el campo de la edificación a lo largo de la segunda mitad del siglo XVII y posiblemente también el agotamiento de las canteras.
        Saludos y muchas gracias tu pregunta,
        Eduardo Azofra

        Responder

    • profile avatar

      Tomas Gil-Lopez

      Comentó el 24/11/2021 a las 10:25:45

      Buenos días,
      Me gustaría saber si hay constancia de bóvedas con estas características y materiales fuera de Ávila.
      Muchas gracias.

      Responder

      • profile avatar

        Eduardo Azofra Agustín

        Comentó el 25/11/2021 a las 08:20:53

        Buenos días, Tomás:
        Si te refieres a bóvedas baídas, sí existen fuera de Ávila. Al respecto es fundamental el trabajo de Pau Natividad Vivó (2017). Bóvedas baídas de cantería en el Renacimiento español. Tesis Doctoral, 2 vols., Universidad Politécnica de Cartagena. DOI: 10.31428/10317/6324.
        Pero, si al tipo de bóveda añadimos el material, es decir, el granito silicificado blanco y rojo, es decir, la piedra sangrante, en ese caso, nosotros no conocemos bóvedas de este tipo fuera de Ávila. En este sentido, no olvides que la cantera de este tipo de piedra está a apenas 2 kms de Ávila.
        Saludos y muchas gracias por tu pregunta.

        Responder


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.