CÓD.N01-S06-A-21 ONLINE

Adquisición de las habilidades ortográficas léxicas y subléxicas en una lengua transparente

Los modelos teóricos sobre el aprendizaje de la lectura y escritura se han basado tradicionalmente en la existencia de dos vías de acceso al léxico: la ruta fonológica, que permite decodificar cada palabra en unidades mínimas del lenguaje (fonemas) y traducirlas a su forma escrita (grafemas); y la ruta léxica, que se pone en marcha ante palabras que ya han sido decodificadas y, por tanto, pueden ser reconocidas de forma directa a través de su forma visual.

Este reconocimiento directo es posible gracias a la creación de representaciones ortográficas de las palabras que son almacenadas, tras su decodificación, en el llamado léxico interno, una estructura considerada hipotética. Sin embargo, investigaciones neuropsicológicas actuales han revelado la existencia de estructuras neuronales funcionalmente especializadas en dicha tarea y ubicadas en la corteza occipitotemporal ventral, formando lo que se ha enunciado como Área Visual de Forma de la Palabra (VWFA) (Cohen y Dehaene, 2004). Se trata de una zona cortical que se ha reconvertido, en los seres humanos alfabetizados, en un almacén de memoria ortográfica a largo plazo sensible a las formas visuales de las palabras, entendidas como cadenas de letras.

A su vez, estudios recientes han puesto de manifiesto la existencia de distintos tipos de información ortográfica, presentes en la mayoría de las lenguas, tanto opacas como transparentes en cuanto a su fonología. Así, a la tradicional ortografía léxica, fundamentada en la creación de representaciones ortográficas a través de la decodificación fonológica, se une la ortografía subléxica. Esta se basa en las regularidades ortográficas a las cuales se accede a través del aprendizaje implícito y que, según diversos estudios, están presentes en la mayoría de los idiomas. Un ejemplo de estas regularidades ortográficas en español es el explorado por Carrillo y Alegría (2014) al respecto de la traducción escrita del fonema /b/, demostrando que el uso del grafema “v” es más común en las categorías /be-bi/, mientras que “b” suele preferirse en el caso de /bo-bu/.

Esto anterior contradice a la hipótesis de la profundidad ortográfica (Frost, 2005), que establece que, en los idiomas transparentes, el uso de la decodificación fonológica es suficiente para el acceso al léxico, y pone de relevancia no solo la importancia de la ortografía léxica, sino la influencia de una ortografía subléxica que, implícitamente, repercute en el uso de la lengua escrita. Esta competencia ortográfica-sublexical podría estar relacionada, a su vez, con técnicas alternativas de acceso a la información ortográfica fundamentadas en el procesamiento de la información visoespacial, almacenada en la VWFA.

Con todo, la revisión bibliográfica que se presenta sienta las bases de futuras investigaciones que pueden repercutir positivamente en la evaluación e intervención en lectura y escritura, especialmente en el caso de los estudiantes que tienen dificultades en la adquisición de estos procesos. Entre otras cuestiones, permitiría avanzar sobre los resultados obtenidos en miembros del colectivo sordo que, pese a su habitual déficit fonológico, han demostrado una competencia ortográfica superior a la de alumnos oyentes con el mismo nivel lector (Domínguez, Carrillo, Alegría y González, 2019).

Palabras clave

estrategias de desarrollo lengua escrita Memoria ortografía sordera

Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Laura Hernández Sobrino

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 0 comentarios en esta ponencia


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.