CÓD.N08-S04-03-S01-78 ONLINE

Covid-19 en un contexto guayaquileño de pobreza y desigualdad socio-económica

La pandemia del  Covid-19 ha afectado con mayor ímpetu  a la población que cohabita con la pobreza y las desigualdades socia-económicas, este es el caso de Guayaquil.  La ciudad conocida como la Perla del Pacífico alberga más 2’698.077 habitantes, según datos del Instituto de Estadísticas y Censos 2010,  habitantes, distribuidos en 16 parroquias urbanas entre las cuales destacan Tarqui, Ximena, Frebres Cordero, Pascuales y Chongón por albergar vastos cinturones de miseria con hacinamientos humanos,  desprovistos de elementales servicios básicos. Estos factores de desigualdad socio-económica incidieron en el fuerte impacto de soledad y muerte que trajo la pandemia, la cual se esparció rápidamente. Como ejemplo, de acuerdo a la publicación del diario El Comercio, el 6 abril, Guayaquil registró 500 muertes en el día por el Covid-19. A partir de lo expuesto, el objetivo es evidenciar el impacto psicosocial y económico  de la pandemia en la ciudadanía guayaquileña vulnerable.

En cuanto a la metodología aplicada, esta se fundamenta en el enfoque cualicuantitativo. Desde la vertiente cualitativa, se  asienta en la revisión bibliográfica-periodística y de testimonios de personas vulnerables que perdieron a sus familiares en circunstancias dolorosas. Asimismo, se mostrará un breve análisis del discurso político y la publicación de bulos especialmente en redes sociales en contraste con la difusión de la medicina ancestral como técnica preventiva para enfrentar los síntomas del coronavirus. De igual forma, se incluyen criterios de epidemiólogos y personal de salud vinculados al tratamiento de la problemática del Covid-19.  Para el abordaje  cuantitativo, se tomó como base la técnica de la encuesta, que proporcionó datos y análisis estadísticos en relación a las consecuencias en la salud física-emocional, en el campo laboral y en el cambio de las relaciones de contacto humano. El trabajo investigativo  abarca  un periodo de investigación desde febrero hasta noviembre de 2020.

En torno al resultado, fue  factible corroborar,  que la pobreza extrema y las desigualdades sociales y económicas tributan a un contagio masivo; en primer lugar, por la desinformación y el desconocimiento para tratar el Covid-19; y, en segundo lugar, por la escasez de recursos para aplicar adecuadamente los protocolos recomendados por la Organización Mundial de la Salud.  Como línea de discusión irrumpe la urgencia impulsar desde el Estado la ejecución de políticas sociales en las áreas de la salud y la educación, que atiendan la precariedad de los sectores urbano-marginales.

En conclusión,  resulta prioritario repensar y valor al ser humano en su dimensión biopsicosocial; significa entonces, que la economía debe estar al servicio de las personas.  Por otra parte, el Estado debe velar por la salud de los ciudadanos en la cotidianidad y generar a través de los medios de comunicación social,  una constante cultura  de aprecio a la vida personal y colectiva como baluarte para contrarrestar  cualquier pandemia a futuro; pues la indisciplina social puede emerger por el individualismo irracional e irrespeto al otro; o, por la ignorancia y desconocimiento de los alcances de la solidaridad humana.

 

 

 

 

Palabras clave

covid-19 desigualdad socio-económica Pobreza soledad y muerte.

Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Hortensia Enriqueta Rojas

Ver Perfil

profile avatar

Ana Lucia Murillo Villamar

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 0 comentarios en esta ponencia


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.