CÓD.N03-S05-04 ONLINE

Crédito social y vidas superfluas: popularización audiovisual del existencialismo en It's a wonderful life

Introducción

Este texto pretende analizar el fenómeno de la popularización del existencialismo filosófico a través del cine con un estudio de caso. Este análisis se enmarca en la investigación centrada en la popularización del conocimiento en las sociedades contemporáneas. Tal y como plantean Livingstone y Lunt, se trata de examinar de qué modo se establecen puentes entre el conocimiento popular y el científico o filosófico (1990). En su estudio sobre los programas de talk-shows, estos investigadores respaldaban la idea de que la participación en la creación de conocimiento es un asunto que atañe a toda la sociedad; se deben proporcionar foros de debate para integrar socialmente la ciencia y la filosofía en un esfuerzo del que la gente común se sienta partícipe.

Metodología

Como estudio de caso se selecciona un filme de la época clásica de Hollywood (It’s a wonderful life, 1946, ¡Qué bello es vivir!, en la versión española). En este filme se pueden rastrear cuestiones relacionadas con los temas propios del existencialismo (en especial la libertad y la responsabilidad). No se trata una obra de prestigio del género del Arte y Ensayo, tal como El séptimo sello (1957) o Ikiru (1952), sino de una película con clara aspiración comercial. Aunque en el el momento de su estreno no obtuvo el éxito comercial esperado, se convirtió con el paso del tiempo en un clásico popular, emitido en muchas televisiones del mundo cada año en Navidad. El planteamiento parte de una premisa puramente metafísica y existencial: “¿Qué sentido tiene que yo haya nacido?”, se pregunta el protagonista al final del segundo acto.  Se analiza el contenido a partir de la categorización de las acciones del protogonista según un esquema en el que se incluyen conceptos relacionados con la idea sartreana de existencialismo, en concreto con el concepto de que la existencia precede a la esencia (Boulé y McCaffrey, 2011).

Resultados

Los resultados del análisis apuntan a que es imposible entender el existencialismo en la narración desligándolo del concepto de crédito social. Los problemas del protagonista comienzan con algo que en el filme se describe como pánico financiero.

Discusión y conclusiones

El existencialismo sartreano surge como respuesta a la ocupación nazi de Francia, a la necesidad de concebir un ser humano libre y responsable de sus actos. Del mismo modo, It’s a wonderful life se relaciona de modo directo con otro hecho histórico fundamental: la crisis económica de 1929. La guerra que permitirá la ocupación nazi es un efecto de la crisis de confianza del sistema capitalista. El film desarrolla soluciones excluyentes a ese problema revisitando el pueblo del protagonista sin su participación.

Palabras clave

Cine crédito democratización de la cultura existencialismo Televisión

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

José Luis Valhondo-Crego

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 5 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      Ramon Blanco-Barrera

      Comentó el 13/12/2020 a las 16:06:39

      Estimado José Luis:

      Su trabajo merece una valoración muy positiva en torno al existencialismo, enhorabuena. Me resulta interesante cómo a través del séptimo arte podemos investigar y crecer como seres humanos independientes, pero también colectivos. Por lo que a mí respecta, también merece especial atención cómo una película de 1946 puede llegar a convertirse un clásico como para trascender el tiempo, volviéndose atemporal. Muchos son los significantes casos en este sentido. Mi pregunta iría por esta línea metodológica y formal. Frente a la escultura o la pintura, ¿las obras de cine también pueden permanecer en el tiempo y obtener diferentes significados dependiendo de la época en que se analice? ¿O por el contrario se diluirán tarde o temprano?

      Muchas gracias de antemano y reciba un cordial saludo,
      Ramón

      Responder

      • profile avatar

        José Luis Valhondo-Crego

        Comentó el 13/12/2020 a las 20:40:18

        Estimado Ramón,

        mil gracias por su inteligente comentario y el interés mostrado. Respecto a su pregunta, en mi opinión siempre estamos recuperando los contenidos del pasado y arrojando nueva luz sobre ellos. De modo que independientemente de las intenciones que tuvieran sus autores, las generaciones posteriores invisten de nuevos significados esos cotenidos. Incluso me atrevería a decir que los clásicos lo son por las posibilidades que encierran para su reinterpretación.

        De nuevo, agradecido por su interés.

        Un abrazo.

        Jl

        Responder

    • profile avatar

      Á. Manuel Pacheco Suárez

      Comentó el 11/12/2020 a las 13:04:55

      Estimado D. José Luis Valhondo-Crego:

      en primer lugar, agradecerle su interesante comunicación. El estudio que plantea me ha resultado ciertamente similar con el mismo tipo de análisis que realiza Georges Didi-Huberman sobre los marineros de El acorazado Potemkin de 1925. En un momento de la película, el oficial manda arrojar sobre estos un gran paño blanco antes de fusilarlos; queriendo transmitir al resto de los amotinados que no son sino "espectros" incluso cuándo aún están vivos. En este sentido, no sé si le parece que se podría trasladar el mismo tipo de cuestiones a ambos casos desde el propio giro existencialista: de aquella pregunta identitaria («¿a qué causas hemos venido obedeciendo?») a «¿qué sentido tiene que yo haya nacido?» de George Bailey.

      Por otro lado, me preguntaba acerca de la popularización de esta clase de planteamientos a través de la estética fílmica. Si bien se trata de un muy valioso instrumento con el que poner de relieve las necesidades democráticas de la cultura, el protagonismo de ese mismo mercado-espectáculo ("literal") en el que se promociona parece que acaba por desdibujar su mensaje. Por tanto, ¿qué elementos tendrían que remarcarse en su transmisión, y desde qué clase de vías, para ir más allá de ese superfluo contexto?

      Muchas gracias por su atención.
      Un saludo

      Responder

      • profile avatar

        José Luis Valhondo-Crego

        Comentó el 11/12/2020 a las 20:57:07

        Estimado Á. Manuel,

        agradecido por su amplio y profundo comentario. Ha sido una sorpresa encontrar la relación que subraya con el análisis de Didi-Huberman. En ambos casos, la idea del espectro es muy sugerente y el horror existencial proviene sin duda de la conciencia de los protagonistas de su alienación como seres humanos. Da que pensar.
        Respecto a la segunda cuestión que plantea, creo que en el panorama tan fragmentado de la cultura actual nos queda intentar evitar las brechas de significado a través de una pluralidad de medios, géneros, propuestas en general y, sobre todo, instituciones y actores que generen conexiones entre todas estas para que esta sociedad del espectáculo en la que estamos inmersos no nos vacíe de significado. El tema es más que interesante y complejo.

        Gracias a usted por el interés. Un abrazo.

        Responder


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.