CÓD.N03-S07-06 ONLINE

Del panóptico benthamiano al panóptico digital

En la actualidad, la libertad y la comunicación ilimitadas que pretendían ofrecer internet y las redes sociales  se han transformado en un sistema de control y vigilancia de los sujetos propio del siglo XVIII. 

A los presos que eran vigilados en el panóptico benthamiano se los aislaba del resto de sus compañeros con fines disciplinarios y no tenían comunicación con el exterior, a fin de cuentas el panóptico funcionaba porque el reo pensaba que era vigilado constantemente, aunque no viera al guardia, y la incapacidad de coordinarse con otros presos para armar un motín. 

Sin saberlo, Jeremy Bentham estaba aplicando sobre los presos el efecto Hawthorne en un intento de mejorar su comportamiento. El problema apareció tiempo después, cuando los convulsos tiempos mostraron que los abusos de poder y la constante vigilancia crea una resistencia en el sujeto que le hace proclive a revolucionarse contra las formas de coacción y coerción que el poder ejerce en su contra.

Este modelo de presidio fue un ejemplo de microsociedad donde las alteraciones sociales, producto de la mejora de las condiciones de algunos presos sobre otros, creaban situaciones conflictivas que debían ser reprimidas por la fuerza, lo que a su vez generaba mayor inquina en los reos.

La época de las revoluciones liberales (1789-1860) recogió la situación de esa microsociedad, y lo elevó a su máximo exponente generando una época de conflictos armados e inestabilidad económica inadmisible para el sistema capitalista porque hunde la economía.  

En el siglo XXI y con un sistema neoliberal, no es aceptable económicamente estas situaciones conflictivas, por ello se ha creado, sin que el ser humano sea muy consciente de ello, un panóptico digital, donde todos los sujetos se transforman en reos del datismo más absoluto y lo hacen de forma casi necesaria.

El reo del panóptico digital vive en una comunicación constante y muestra todo tipo de información sin cuestionarse el tratamiento que se hace con ella. La entrega de forma voluntaria, como si fuera una necesidad interna al ser humano hacer de su vida privada algo público y datable a observadores ajenos, lo cual opaca la coacción en la que vive, haciendo del sistema neoliberal el más eficiente porque no crea resistencia en el sujeto.

Y es ahí cuando entra el big data, vigilante algoritmo del comportamiento digital de los sujetos y que, cual oráculo, puede formular predicciones bastantes certeras de nuestro comportamiento, que no solo es capaz de anticipar dinámicas sociales sino que incluso puede ser capaz de controlarlas o reconducirlas a través de la comunicación constante en la que vive inserto el reo digital en sus redes sociales , hacia formas de dominación que intervienen en la psique humana pre-reflexiva y cuyas consecuencias, aún hoy ilimitadas, no somos capaces de comprender.

Palabras clave

datismo dominación Política Redes Sociales vigilancia

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Mikel Casero Pina

Ver Perfil


Comentarios

Hay 0 comentarios en esta ponencia


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.