CÓD.N03-S09-11 ONLINE

DIGITALIZACIÓN DEL MUNDO RURAL PARA FRENAR LA DESPOBLACIÓN.

La España Vaciada es una realidad al igual que sus consecuencias: la despoblación de pueblos enteros, eliminación de servicios, escasez de infraestructuras, falta de conectividad tecnológica,  y  desequilibrios demográficos (población envejecida) y escasas oportunidades laborales. Las poblaciones que se encuentran en peligro de extinción son todas aquellas con menos de 1.000 habitantes, un 60% del total y que ocupan, aproximadamente, un 40% del territorio español.

Estamos sufriendo despoblamiento, pero a la vez resurgen tendencias de vuelta a lo rural. Estamos a tiempo de revertir el proceso de despoblamiento en aquellos territorios donde se está apostando por estrategias innovadoras de desarrollo rural, ya que cada vez quedan menos pueblos que vivan, exclusivamente, de la agricultura y de la ganadería.

La capacidad emprendedora en España, para edades comprendidas entre 18 y 64 años, es del 29,8% en el medio rural y del 26,1% en el urbana. Y ello teniendo en cuenta que el emprendedor rural se enfrenta a dificultades añadidas, que no suelen darse en el caso de los emprendimientos urbanos.

Las TIC han tardado en llegar al mundo rural, pero están penetrando con gran fuerza, a pesar de los problemas de cobertura. Es necesario un verdadero cambio de concepto de toda la sociedad con respecto al mundo rural. Reactivar lo rural es posible, incentivando la idea de “Áreas de oportunidad” para el teletrabajo. Invertir en la conectividad para reducir la brecha digital es fundamental para el desarrollo de la vida rural y la productividad, y hay que hacerlo rápido para eliminar la desventaja de los territorios rurales frente al contexto urbano.

Obviamente hay que invertir en la capacitación digital de la población, así como atraer talento joven y especialmente el femenino. Todo ello, pasando por la profesionalización, ya que mejoraría la actividad económica y a su vez reduciría la brecha salarial entre mujeres y hombres.

En estos últimos tiempos de pandemia covid-19 se están invirtiendo los flujos de migración históricos de la población más joven del campo a la ciudad. Por lo que se ve en el teletrabajo una esperanza pero reclaman mejores comunicaciones, infraestructuras y servicios para atraer familias, ya que la falta de servicios, red de comunicaciones y la desconexión digital, siguen siendo los escollos que no permiten fijar la población en estos territorios despoblados.

Es claro que ha habido un cambio de mentalidad, que habrá un antes y un después de esta pandemia en la que se valorará la tranquilidad y la calidad de vida de los entornos más rurales. Por lo que estos, deben estar preparados para el “regreso” de personas, generando proyectos y estrategias que permitan que se instalen familias más jóvenes y con hijos. Fijar población que genere la necesidad de mejorar la movilidad y la conectividad, no solo mantener los servicios existentes, sino buscando la conexión con redes territoriales supramunicipales o subregionales.

Ponencia firmada por:

Elena Beatriz Bellido Cledera. Doctoranda en Arquitectura de la Universidad de Sevilla

Ponencia con la conformidad de:

María Teresa Pérez Cano. Profesor titular de la Universidad de Sevilla

Manuel Vigíl-Escalera Pacheco. Profesor titular de la Universidad de Sevilla

Palabras clave

CONECTIVIDAD DESPOBLAMIENTO digitalización EMPRENDIMIENTO RURAL

Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

ELENA BEATRIZ BELLIDO CLEDERA

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 0 comentarios en esta ponencia


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.