CÓD.N01-S06-A-45 ONLINE

Diversidad, inclusión, diferencia y lugaridad.

La preocupación por las diferencias ha estado presente dentro del sistema educativo chileno con mayor o menor intensidad. Este concepto ha sido relacionado con un “otro diferente” que, además, es “extraño”, “anormal”, pese a que las diferencias no son buenas o malas, mejores o peores (Skliar, 2005). Entonces, para la comprensión de las diferencias interesa especialmente el aporte comprensivo de la pedagogía en tanto se enmarque en una mirada hermenéutico-crítica, esto es, en contraposición a los parámetros de la modernidad y a su influencia hegemónica en las prácticas educativas y en la construcción del tipo de sociedad en la que vivimos (Ayuste, Flecha, López y Lleras, 1994). Oponerse a esta modernidad significa, para las pedagogías críticas, sospechar de la ciencia como principal definición de la realidad social y tomar distancia de la objetividad como criterio de calidad del saber profesional y social, resistiendo a los propósitos explicativos y universalizantes de la ciencia moderna.

En este marco, la escuela como institución donde se comparte la vida, representa un espacio privilegiado para promover una valoración fuerte de los otros. En donde, Paulo Freire, uno de los principales pedagogos críticos del mundo, estableció que la escuela reproduce la sociedad, que doméstica y oprime al quitarle la voz a los niños y niñas, excluyendo cuando incluye (Freire, 1985).

Pese a que el concepto más recurrente en Educación Especial es el de diversidad, parece no ser un término unívoco ni consensuado. Según Carlos Skliar (2005), la diversidad ha quedado vacía de contenido, banalizada y sin sentido. Esto, en cuanto la educación se ha dedicado regularmente a tomar una diferencia de los otros -una abstracción que es legítima- y aplicado un modo de raciocinio dicotomizante que la vuelve un rasgo de un otro inferior, con rostro y existencia real, el diferente -un otro concreto y no legítimo-, proceso que Skliar denomina diferencialismo.

  • Por otra parte, Michel de Certau, historiador y filósofo francés, es uno de los primeros pensadores en hablar del no lugar, en su obra La invención de lo cotidiano (1990). Marc Augé refiere a Michel de Certeau en su análisis del no lugar planteando que cuando habla “de ‘no lugar’, es para hacer alusión a una especie de cualidad negativa del lugar, de una ausencia de lugar en sí mismo que le impone el nombre que se le da” (Augé, 2000, p. 90). En este sentido, el no lugar se relaciona con el anonimato, lugares sin sentido, no simbolizados pues “el control a priori o a posteriori de la identidad y del contrato coloca el espacio del consumo contemporáneo bajo el signo del no lugar” (Augé, 2000, p. 106).

Palabras clave

diferencia diversidad inclusión

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

RODRIGO SANHUEZA MENDOZA

Ver Perfil

profile avatar

Diego Silva Jiménez

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 6 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      SILVINA FUNES LAPPONI

      Comentó el 11/12/2020 a las 19:35:49

      Hola, me ha resultado una selección de conceptos muy sugerentes, pero me he perdido un poco en el "¿para qué ?" de vuestra comunicación. Sé que es muy breve lo que nos dejan presentar, y tal vez sea por ello, pero que quéreis explicar a través de estos conceptos. Saludos cordiales, Silvina

      Responder

      • profile avatar

        RODRIGO SANHUEZA MENDOZA

        Comentó el 12/12/2020 a las 00:03:54

        Hola Silvina cómo estás , Hola muchas gracias por saludarnos muchas gracias por comentarnos , tiene razón es muy breve lo que podemos explicar pero en lo fundamental es que queremos dar cuenta di la necesidad de acercarnos a esta temática desde la sospecha permanente y la necesidad urgente de una pedagogía crítica transformadora qué visualice la profundidad de la conceptualización y sus repercusiones

        saludos

        Responder

    • profile avatar

      Antonia Olmos Alcaraz

      Comentó el 11/12/2020 a las 09:34:30

      Buenos días Diego y Rodrigo, el trabajo que presentan ¿surge de alguna experiencia de investigación empírica o intervención en el contexto chileno? si es así ¿qué componentes de la divesidad o diversidades entran en juego en su propuesta?
      Gracias por su presentación, un cordial saludo.
      Antonia Olmos.
      --

      Responder

    • profile avatar

      Laura Hernández Sobrino

      Comentó el 10/12/2020 a las 14:09:57

      Hola Diego y Rodrigo!

      De acuerdo con lo que comenta el compañero Javier, en vuestra comunicación tratáis un tema sobre el que todos y todas debemos reflexionar: la diversidad. De alguna manera, todos y todas lo hacemos en tanto que somos conscientes de esta cualidad de nuestra realidad: todos y todas somos diferentes, en mayor o menor medida, al compañero o compañera que tenemos al lado.

      Sin embargo, como mencionáis, percibir esta realidad diversa desde el "diferencialismo" nos lleva a oponer el yo frente al resto (ello entendido como diverso, diferente) y no a entender esta realidad como un ente abstracto al que todos aportamos con nuestra forma de ser diferente.

      Esto anterior se pone aún más de relieve en el caso de las personas con discapacidad, pues es más sencillo percibir qué les otorga esa cualidad que reflexionar sobre cuál puede ser su aportación a nuestra realidad gracias o debido a ello.

      Por ello mi pregunta... ¿conocen alguna experiencia educativa que trate de poner en marcha este paradigma? ¿O se les ocurre de qué forma ello puede trabajarse con los niños y las niñas en los colegios?

      Muchas gracias de antemano, saludos desde España!

      Laura Hdez.

      Responder

    • profile avatar

      Javier Jaime Sánchez

      Comentó el 10/12/2020 a las 12:19:47

      Estimados Diego y Rodrigo:

      Muchas gracias por su interesante intervención. Considero que es un tema que debe invitarnos a todos a la reflexión. Con relación al concepto "diversidad" o "diferencia", considero que en muchos contextos todavía sigue entendiéndose como una lacra o un peligro.

      ¿Cómo creen que puede dejar de ser entendida de esta forma para ser considerada un elemento de valor?

      Muchas gracias. Saludos cordiales.

      Javier.

      Responder

      • profile avatar

        RODRIGO SANHUEZA MENDOZA

        Comentó el 12/12/2020 a las 00:12:53

        Estimado compañero , la respuesta no es fácil pero creo que un elemento que debe estar a la base , es no considerar la diferencia y la diversidad , como un “algo “ qué tiene que ver con otra persona y no conmigo. Es decir incluirme en la diversidad ,incluirme la diferencia y valga la redundancia incluirme en la inclusión. hasta el día de hoy por lo general , hacemos alusión con esos términos , aún otro y siempre tan desventajas ,un otro que siempre necesita apoyos , un otro que no aprende , un otro que no sabe y creo que ahí está la batalla que tenemos quedar
        saludos

        Responder


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.