CÓD.N08-S04-09-S01-45 ONLINE

Dos ciudades en la encrucijada del COVID-19. Paradojas y contradicciones del modelo turístico en el sur de España

En las últimas décadas, las ciudades españolas de Málaga y Sevilla se han consolidado como destinos turísticos internacionales gracias a una apuesta política decidida por posicionarlas en el segmento del turismo cultural y urbano, impulsando con ello una profunda reconversión socio-espacial hasta conseguir su especialización en la denominada economía del visitante. No obstante, ambas ciudades también se han ido convirtiendo en entornos frágiles y poco resilientes, así como en una fuente permanente de conflictos y controversias ante el empuje de la gentrificación turística. La aprobación del Estado de Alarma en España a causa de la pandemia de la COVID-19 al inicio del año 2020, y las consecuentes restricciones en los viajes de ocio nacionales e internacionales durante los meses siguientes, está mostrando con más claridad algunos de los efectos negativos que ha producido dicha especialización turística en términos de exclusión social, en la degradación del espacio público y del entorno patrimonial. Para poder reconocer estos efectos y valorar su posible evolución en un contexto post-COVID, esta investigación analiza comparativamente la gestión de los recursos públicos en estas dos ciudades antes y durante la pandemia, haciendo un especial énfasis en dos materias clave: el espacio público y las políticas turísticas. A través de la observación directa, el análisis de datos cuantitativos en la literatura gris y las entrevistas informales a los agentes implicados, veremos cómo confluyen en Málaga y Sevilla la desregulación en las nuevas políticas y normativas, con la relajación administrativa en el cumplimiento de las existentes. Asimismo sus Ayuntamientos, aunque desde políticas diversas, mostrarán un similar entusiasmo por la activación de la economía, y una consecuente desatención y puesta en riesgo del patrimonio material e inmaterial  de estas dos ciudades andaluzas, que se prorrogará tras el confinamiento con la aprobación de aún mayores incentivos al sector turístico. La resistencia vecinal y el vaciado demográfico, pero también de sentido, de los centros turísticos no está encontrando respuesta en unos dirigentes municipales cegados por la dinámica neoliberal de un enriquecimiento que, por otro lado, no revierte en la población -como permanentemente se pretende- sino en una élite muy limitada. La paralización de las actividades turísticas que ha supuesto la pandemia ha puesto de relieve la insostenibilidad del modelo turístico y falta de resiliencia de los entornos urbanos y sociales. Expondremos finalmente otras experiencias europeas de gestión más sostenible, que buscan mediante la regulación y la transparencia un mayor equilibrio entre la explotación turística y la conservación del hábitat urbano. Desde un análisis comparado podemos concluir que los problemas planteados en Málaga y Sevilla no carecen tanto de solución como de voluntad de implementarlas por parte de un poder político local centrado (independientemente de su ideología) en el cortoplacismo del beneficio económico inmediato más que en el bienestar de sus ciudadanos.

Palabras clave

ciudad COVID-19 espacio público exclusión social industria turística

Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Eduardo Jiménez-Morales

Ver Perfil

profile avatar

Jorge Minguet Medina

Ver Perfil

profile avatar

Guido Cimadomo

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 0 comentarios en esta ponencia


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.