CÓD.N04-S02-04 ONLINE

EDUCACIÓN MUSICAL EN LA CAPILLA DE LA CATEDRAL DE MÁLAGA DURANTE EL MAGISTERIO DE JUAN FRANCÉS DE IRIBARREN (1733-1767)

En la actualidad cualquier persona que desee iniciarse en la música, sea niño o adulto, cuenta con una amplia red de centros de formación como conservatorios, escuelas privadas o escuelas municipales, además de todos los recursos que internet proporciona. Pero si nos trasladamos al s. XVIII, esta oferta didáctica se concentraba principalmente en catedrales e instituciones religiosas; y, particularmente en este estudio, el objetivo consiste en analizar el caso de la seo malagueña como foco docente durante un periodo concreto: el magisterio de Juan Francés de Iribarren (1733-1767).

En cuanto a la metodología empleada, cabe señalar que nos hemos sumergido en actas capitulares, legajos o salarios de esta época, lo que ha permitido recabar datos sobre la labor pedagógica realizada por algunos miembros de esta institución, gracias a la cual muchos músicos incrementaron sus destrezas tanto vocales como instrumentales. Pero esta búsqueda de información sobre las relaciones docentes en la época no ha sido tarea fácil, pues no fue este un asunto al que aludieran directamente los músicos en sus cartas dirigidas las autoridades eclesiásticas; sino que, aprovechando una demanda de ayuda económica, una petición de ingreso en la capilla u otros asuntos de diversa índole, estos individuos alegaban estar instruyéndose en determinada materia, lo cual daría una mayor solidez a su petición ante el cabildo malagueño.

A pesar de esta dificultad en el rastreo de datos, los resultados obtenidos en el presente estudio nos han permitido comprobar que muchos seises o niños cantores, a medida que se aproximaba su edad de muda o cambio de registro vocal, mostraban un gran interés por desarrollar alguna destreza instrumental o perfeccionarse vocalmente y, de esta manera, poder asegurarse un futuro profesional en el mundo de la música. Así pues, se estableció una red de relaciones docentes en la que ciertos integrantes de la plantilla musical, incluyendo a cantores, instrumentistas o al propio maestro de capilla, se encargarían de instruir a futuros profesionales con los que nutrir o ampliar este colectivo musical. En relación con lo anteriormente expuesto, nuestra investigación aborda las siguientes cuestiones: quiénes fueron los que ejercieron como docentes; quiénes serían los destinatarios de esta formación; los beneficios de este proceso educativo, tanto para la catedral como para el discente; qué recursos económicos o materiales proporcionaba el cabildo malagueño para facilitar este proceso de instrucción musical; la endogamia que se produjo entre algunos miembros de la plantilla musical, sucediéndose así varias generaciones familiares en determinados puestos; y, por último, las repercusiones de todos estos aspectos en el organigrama que conformaba este colectivo.

Una vez resueltos estos interrogantes, se han encontrado evidencias de que la catedral de Málaga se convirtió en el principal centro formativo musical de la ciudad para futuros intérpretes durante gran parte del s. XVIII. A modo de conclusión, podemos afirmar que sus muros albergaron no solo uno de los más importantes focos de producción musical en la época, sino un centro pedagógico con el que perpetuar esta actividad sonora tan importante en el proceso evangelizador.

Palabras clave

Catedral docencia música.

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Laura Lara Moral

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 0 comentarios en esta ponencia


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.