CÓD.N04-S01-01 ONLINE

El entorno salinero de la Bahía de Cádiz como paisaje biocultural: definición, riesgos y gestión

 

Esta investigación trata de definir los valores de las salinas de la Bahía de Cádiz. Por un lado, estructurando la tecnología de la extracción de sal como una actividad íntimamente ligada a este territorio, y por otro, determinando el patrimonio natural que reside en esta comarca. Igualmente, exponemos los factores de riesgo que amenazan la identidad de este paisaje, como el abandono, los conflictos administrativos o la contaminación visual por las infraestructuras de transporte. Se muestra un planteamiento conceptual de gestión que equilibre la conservación del espacio y la sostenibilidad económica.

El entorno salinero de la Bahía de Cádiz como paisaje cultural se configura alrededor de una serie de valores producto de la interacción del hombre con la naturaleza. Supone un importante patrimonio paisajístico, industrial, etnológico y natural y es necesario la redacción de planes directores para garantizar sus valores culturales. La marisma salvaje, de rica biodiversidad, fue adaptada para la explotación de sal y el cultivo de peces y marisco. Así, se produce un paisaje eminentemente horizontal, extenso y abierto, interrumpido sólo por la geometría de las casas salineras y las pirámides de sal. La humilde y paciente extracción se integró como parte de la tranquila marisma, aprovechando las características del territorio y las fuerzas de la naturaleza. Una actividad tan arraigada en la comarca que forma parte de su identidad y su autenticidad.

Entendemos que la gestión del entorno salinero de la Bahía de Cádiz debe contemplar y equilibrar dos aspectos fundamentales: la conservación del espacio (y sus valores) y la sostenibilidad económica.

Así, para la conservación de sus valores se plantean las siguientes actuaciones, en los casos en que sea viable:

1.    –  Recuperación de la actividad de extracción de sal, complementada con la acuicultura de esteros

2.   –   Recuperación del patrimonio inmueble salinero y su posible reutilización como espacio museístico (centro de interpretación, museo de la sal o mirador)

3.     –  Conservación y mantenimiento del entorno, con actuaciones encaminadas a la limpieza de lodos; acondicionamiento de muros y compuertas; acondicionamiento de caminos y los cerramientos. Igualmente, sería necesario tener planes de conservación y/o recuperación de especies

4.     – Diversificación de la actividad pública (educación ambiental; ocio deportivo; ocio salud; gastronomía y celebraciones; tienda de la sal; presencia digital)

No obstante, existen muchos riesgos que atentan contra la conservación del entorno, tanto natural como etnológico, que requieren de un plan de recuperación integral de las salinas. Estos planes deben definir y garantizar los valores culturales (artesanal, industrial, arquitectónico, histórico, ecológico), compatibilizarlos con su sostenibilidad y evaluar su impacto en el paisaje.

Palabras clave

Bahía de Cádiz Conservación Gestión cultural Paisaje cultural Salinas

Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Antonio J. Sánchez Fernández

Ver Perfil


Comentarios

Hay 0 comentarios en esta ponencia


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.