CÓD.N07-S04-18 ONLINE

El reparto de tareas según el género de los personajes en las películas de animación: el caso de Pixar Animation Studios (1995-2020)

En pleno siglo XXI y en Occidente, a pesar de que las mujeres tienen posibilidades de trabajar fuera del hogar, la jerarquización laboral sigue presente. Durante muchos años se ha hablado de las diferencias entre sexos y la manera en que la naturaleza las determinaba. Sin embargo, es el sistema social de género lo que estipula los roles o papeles que cada uno debe desempeñar. Estos roles condicionan los deberes, derechos y expectativas e incluso establecen cuáles son las tareas y trabajos que les son propios, señalando lo que se considera socialmente aceptable e inadecuado. 

A pesar de que las sociedades avanzaron a finales del siglo XIX y durante el siglo XX, la división sexual del trabajo surgida en Occidente en los inicios de la civilización, se mantuvo. Se había creado toda una estructura social en la que las tareas del hogar y el trabajo remunerado se consideraban actividades opuestas y complementarias. Se situó a los individuos en un ámbito u otro según su sexo biológico. El propio reparto del trabajo categorizó algunas labores como masculinas y, una vez definidas, las opuestas se atribuyeron al género femenino. Dentro del término trabajo se concretan dos esferas diferenciadas: la pública (puesto de trabajo o mundo exterior) y la privada (reparto de tareas del hogar o mundo interior). Durante la segunda ola del movimiento feminista que tuvo lugar en los años 60 se concluyó que el reparto sexual de las tareas es el causante de la dominación patriarcal en las sociedades occidentales. Por este motivo, a partir de los años 70 y 80 y con las mujeres más preparadas para el mundo profesional, cada vez era más habitual que pasaran largas jornadas de trabajo fuera del hogar, por lo que los hombres se vieron en la necesidad de participar en las tareas del hogar, el apoyo emocional y el cuidado de los hijos, actividades que, como parte de la esfera privada de la que forman parte, y, por tanto, asignadas a la feminidad, habían sido infravaloradas. 

En este trabajo se realiza un análisis de la esfera interior representada en las películas de Pixar Animation Studios estrenadas entre 1995 y 2015. Nos centramos aquí en lo relativo al ámbito interior, es decir, a las tareas del hogar, el cuidado de los hijos y el trabajo emocional con el objetivo de determinar cómo se presentan estos elementos en las películas de animación, contenidos audiovisuales que llegan a todos los públicos influyendo en los más pequeños y su forma de aprender y aceptar el mundo que les rodea.  

Palabras clave

animación división sexual del trabajo esfera interior. personajes reparto de tareas

Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Nerea Cuenca Orellana

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 0 comentarios en esta ponencia


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.