CÓD.N05-S01-18 ONLINE

Helenismo y judaísmo: lo global y lo local en la antigüedad a partir de Pirqê Abot

Nota: el resumen no va a seguir al pie de la letra el esquema recomendado por dos motivos. Por un lado, esta ponencia pretende compartir el punto de partida de una investigación en el marco del proyecto I+D JEWNE (FFI2016-80590-P), establecer un diálogo con otras disciplinas humanísticas y aceptar sugerencias de otros investigadores. Por el otro, raras veces la filología encaja en esquemas tan positivistas. Así pues, este resumen carece de objetivos (para evitar sesgos), de metodología y de resultados, puesto que se exponen las conclusiones de las observaciones previas a la investigación propiamente dicha.

 

Introducción

De la Misná (s. II-III d.C.) destaca especialmente el tratado de Pirqê Abot (‘Dichos de los padres’, pero también ‘Dichos maestros’): contiene la quintaesencia del judaísmo rabínico y es tradición estudiarlo en Sabbat. Sin embargo, el género al que se adscribe, el sapiencial, no es compartido por ninguna obra en toda la Misná, de espíritu predominantemente legal. Pirqê Abot se presenta al judío de a pie como una especie de vademécum mediante el cual se justifica la veracidad de lo compilado en la Misná y la legitimidad de la autoridad intelectual (y política) de los rabinos, que se defiende como descendiente directa de la revelación de Moisés en el Sinaí a través de una sucesión ininterrumpida de maestros y discípulos, autor cada uno de una máxima ética.

 

Problemática (discusión)

Los elementos citados de Pirqê Abot (los rabinos, la revelación de Moisés), y en especial su estructura, pese a parecer pura y exclusivamente judíos, ilustran a la perfección una de las grandes problemáticas de los estudios judíos, a saber, por qué no se puede entender el nacimiento y la lógica interna del rabinismo obviando la gran impronta de la cultura griega en el Mediterráneo oriental (y más allá) desde Alejandro hasta la Edad Media. Palestina no fue ninguna excepción, y el influjo helénico se extendió más allá de los puertos abiertos al comercio internacional y llegó hasta su Hinterland (Judea, Transjordania) ya en el siglo II a.C. El helenismo era la cultura hegemónica, prácticamente tan global e imperceptible como la anglosajona hoy en día. Que Pirqê Abot sea una antología de máximas del judaísmo (rabínico) es otra prueba de ello, dado que las instituciones culturales grecorromanas (escuelas filosóficas o jurídicas) contaban con sus propios manuales que sintetizaban sus principios de un modo sencillo y fácil de recordar. Además, ya hacía por lo menos dos siglos que la especulación como criterio de veracidad se iba sustituyendo por el de la tradición, sancionada por el género de las diadokhaí o sucesiones de maestros y discípulos, un esquema que ordenaba manuales de derecho y obras enciclopédicas (como la famosa Vidas, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres de Laercio).

 

Conclusiones

Todas estas características obligan a replantearse el enfoque tradicional del estudio de la relación entre el judaísmo y el helenismo, percibidos como dos realidades contrapuestas según la communis opinio aún vigente de helenistas y hebraístas. La única excepción han sido quizá los estudiosos del cristianismo primitivo, pero se aproximaban a esta relación solo de un modo ancilar. Sin duda, estudiar la literatura protorrabínica dentro de su relación con el helenismo es de sumo interés más allá de los estudios de la antigüedad, dado que el judaísmo es quizá la cultura ‘marginal’ antigua mejor conservada, por lo que permite estudiar las complejas relaciones entre las culturas dominantes y domadas y las tensiones entre lo universal y lo local ya en aquella época.

Palabras clave

helenismo judaísmo rabínico Misná

Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Roger Ferran i Baños

Ver Perfil


Comentarios

Hay 0 comentarios en esta ponencia


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.