CÓD.N01-S01-A-15 ONLINE

Innovación docente en metodologías en línea e híbrida para formación universitaria.

Diferentes metodologías de enseñanza en línea y semipresencial vienen consolidándose desde que las TIC se convirtieran en una realidad insoslayable en los centros educativos de todos los niveles (i.e. Buzón García, 2005). No obstante, el confinamiento forzado por la COVID-19 durante buena parte del año 2020 ha obligado a adaptar sistemas educativos completos a metodologías no presenciales. Esta adaptación se ha enfrentado a un reto no siempre superado por los docentes, ir más allá de la clase magistral evitando convertir la docencia en línea en una copia de la docencia tradicional mediada por la pantalla de un ordenador y una cámara web. En muchos casos, antes de que se pudiera completar con éxito esta adaptación, los docentes han debido volver a enfrentarse a una nueva mutación metodológica para la que todavía no hay un nombre comúnmente aceptado, la formación “híbrida”, “líquida”, “mixta”, etc., en definitiva la necesidad de combinar dos e incluso tres tipos de estudiantes, los presenciales, los conectados en línea y los “espectadores” en diferido.

En esta comunicación vamos a exponer los principales aprendizajes de nuestra experiencia como responsables del departamento académico de una escuela universitaria de turismo en la doble adaptación que en pocos meses se han hecho a la docencia en línea primero y a la híbrida después. Esta adaptación nos forzó a construir sobre la marcha una suerte de Investigación-Acción-Participativa (IAP) en la que han participado más de 200 profesores y cerca de mil estudiantes de los dos campus de la escuela.

Tras un sondeo cualitativo usando como informantes a delegados de clase y directores de programa descubrimos que a pesar del uso habitual de una plataforma digital de enseñanza el principal obstáculo compartido, aunque más marcado en profesores que en estudiantes, era el desconocimiento de la mayoría de herramientas digitales disponibles así como ausencia de conocimientos técnicos básicos para organizar una clase en línea. Sólo una vez superados estos problemas, que nos situaban en la mera transposición de la docencia tradicional, pudieron empezar a plantearse innovaciones en el plano metodológico que en este caso suponían la construcción dialógica de nuevas prácticas entre docentes y discentes, cuyas opiniones y percepciones sirvieron de base para la planificación de sesiones formativas para los profesores. El paso a la docencia “híbrida” ha supuesto, en buena medida, una vuelta a empezar en este proceso pues exige combinar los mundos presencial y en línea sin olvidar a los estudiantes que deben ver en diferido las clases sin sentirse ajenos a las mismas y sin perder su derecho a la evaluación continua.

La evaluación de los resultados de las encuestas de satisfacción de los estudiantes indica que, a pesar de las dificultades, la docencia en línea ha conseguido cubrir los contenidos de los currículums, si bien la metodología todavía debe mejorarse y sistematizarse para alcanzar las expectativas de los estudiantes. Información de gran utilidad en el diseño de la metodología docente “híbrida”.

Palabras clave

COVID-19 innovación docente investigación-acción-participativa metodología híbrida metodología online

Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Diego Santos González

Ver Perfil

profile avatar

Raúl Travé Molero

Ver Perfil

profile avatar

Jennifer Rodríguez Martín

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 0 comentarios en esta ponencia


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.