CÓD.N01-S08-03 ONLINE

Investigando para aprender. El Laboratorio de Prehistoria de la Universidad de Salamanca como herramienta de enseñanza

En la actualidad, las enseñanzas universitarias para la consecución del Grado en Historia de la Universidad de Salamanca cuentan con un programa encaminado a obtener conocimientos generales de todos los períodos históricos. Esto hace que, en muchas disciplinas, el conocimiento práctico se desarrolle de una manera parcial e insuficiente para el posterior desempeño profesional. La creación de un Laboratorio de Prehistoria donde el alumnado pueda trabajar con materiales arqueológicos, dirigido por los docentes que imparten las asignaturas de Prehistoria, surge en el año 2012 como iniciativa para cubrir estas carencias prácticas de las asignaturas y propiciar la puesta en práctica de los contenidos teóricos de las mismas. Además, permite al alumnado trabajar en equipo, fomentar su vocación por la Prehistoria y aprender a la vez que ayuda a los docentes a realizar sus investigaciones, haciéndoles partícipes del conocimiento científico generado.

Para poner en práctica esta iniciativa, los docentes implicados, que ya desarrollaban su actividad investigadora en el Laboratorio del Departamento de Prehistoria, Historia Antigua y Arqueología de la Universidad de Salamanca, crearon grupos reducidos de estudiantes, fundamentalmente de los cursos tercero y cuarto, interesados en desarrollar estas prácticas extracurriculares, los cuales acudían una vez por semana en horario no lectivo. En el laboratorio, mediante la metodología de investigación-aprendizaje, estos estudiantes ayudaban a los docentes con las investigaciones de los diversos materiales de las excavaciones arqueológicas (entre otras, los procedentes de cuevas como Tito Bustillo, El Cierro, Cova Rosa, Nerja, Cueva Victoria y yacimientos al aire libre como Cap de Barbaria II, Poças de Sao Bento y Barrosinha), y a la vez, adquirían los conocimientos y destrezas necesarias para el trabajo de campo y de laboratorio. De esta manera, aprendían cómo tratar el material arqueológico, lavando, siglando y restaurando las piezas, así como los mecanismos básicos de investigación en Prehistoria con material arqueológico, siempre bajo la supervisión de los investigadores y ayudados por las colecciones de referencia. Este sistema permitió, además, fomentar el trabajo en equipo, ya que las dudas eran debatidas y resueltas por todo el grupo del laboratorio, creando un sentimiento de equipo. De esta manera ayudaban a la investigación en curso a la vez que aprendían y ponían en práctica los conocimientos.

El éxito de esta iniciativa se refleja, por un lado, en su larga duración en el tiempo, ya que va camino de su décima anualidad, y en su gran capacidad formativa, por el otro. En estos casi dos lustros, los docentes del Laboratorio de Prehistoria han dirigido 11 Trabajos de Fin de Grado y 4 Trabajos de Fin de Máster en Historia relacionados con los materiales arqueológicos investigados por el equipo de trabajo del laboratorio. En la actualidad, se están desarrollando cinco Trabajos de Fin de Grado y dos de Máster en Historia. Además, cuenta con dos Investigadores Contratados Predoctorales, dos técnicos de laboratorio y cuatro alumnos que desarrollan sus Tesis Doctorales en el programa de Doctorado de la Universidad de Salamanca.

Palabras clave

aprendizaje activo aprendizaje colaborativo Enseñanza – Aprendizaje Laboratorios universidad

Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Rodrigo Portero Hernández

Ver Perfil

profile avatar

Sergio Martín Jarque

Ver Perfil

profile avatar

Oscar González Cabezas

Ver Perfil

profile avatar

ESteban Alvarez Fernández

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 0 comentarios en esta ponencia


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.