CÓD.N03-S01-11 ONLINE

La ciudad adolescente: escuela, vida cotidiana y usos del tiempo y del espacio en estudiantes autóctonos y migrantes de Educación Secundaria Obligatoria

La actual pandemia está poniendo de manifiesto la importancia de los espacios en el desarrollo de nuestra vida cotidiana en la ciudad. También está revelando un desigual uso de los tiempos en función del género, la condición migrante o la clase social. Sin duda, esa realidad ahora radicalmente desvelada ya estaba ahí antes, y de ello damos cuenta en nuestra investigación. En este trabajo combinaremos el análisis de los usos del tiempo y el espacio en estudiantes de educación secundaria. Abordaremos nuestro objeto de estudio desde la triangulación de la sociología de la educación, la sociología urbana y la sociología de las migraciones, interrogándonos por las prácticas cotidianas de los adolescentes dentro y fuera del aula. Esta “ciudad adolescente” será abordada a través de las prácticas de estudiantes autóctonos y migrantes, dándole originalidad a un estudio que rellena un vacío de conocimiento existente en el campo de la sociología de la educación, al cruzar las migraciones con el análisis de los usos del tiempo.

Tenemos como objetivo analizar las prácticas del estudiantado a través de los usos del tiempo y el espacio. Como hipótesis, aventuramos que los usos del tiempo de las adolescencias migrantes tienen una naturaleza diferencial respecto a los del alumnado autóctono, que conduce a una situación global de desventaja tanto en el plano educativo como en el plano urbano, con accesos diferenciales a prácticas y espacios de la ciudad. 

Metodológicamente, nos serviremos de un enfoque mixto. Primero echaremos mano de la metodología cuantitativa aplicando la técnica de la encuesta, con una muestra de 3.306 alumnos/as de Educación Secundaria Obligatoria escolarizados/as en 50 centros españoles. A través de un análisis descriptivo mediante tablas de contingencias, mostramos la importancia de los tiempos y los espacios diferenciales en la construcción de prácticas desiguales entre estudiantes autóctonos y migrantes. En segundo lugar nos nutriremos de la perspectiva cualitativa desarrollando entrevistas en profundidad con expertos, docentes y educadoras sociales. Así, comprobaremos la importancia de la institución educativa en la vida cotidiana del alumnado a la vez que interrogaremos el papel estructural del Estado en el mantenimiento de las condiciones de desigualdad.

Nuestro trabajo, pues, aporta una mirada interseccional que aborda la condición migrante a través del análisis de las prácticas cotidianas del estudiantado adolescente. Nuestra combinación de distintos campos del saber sociológico nos permite aprehender las situaciones de desventaja que derivan de tales usos diferenciales entre estudiantes autóctonos y migrantes, y que se manifiestan tanto en el centro educativo en el rendimiento en las prácticas del aula o en las actividades de desarrollo curricular como en el espacio urbano en las actividades de ocio, en los desplazamientos a clase, en las prácticas de consumo o en los usos de la calle. Los resultados permiten concluir que la escuela y la ciudad son caras de la misma moneda, esto es, agencias cotidianas de reproducción de la desigualdad social.

 

Palabras clave

Adolescencia Migraciones Sociología de la educación Sociología urbana Vida cotidiana

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Paula Alonso Pardo

Ver Perfil

profile avatar

Carlos Diz Reboredo

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 4 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      Juan José Labora González

      Comentó el 11/12/2020 a las 20:25:42

      Hola Paula y Carlos,
      vuestra investigación me ha parecido muy interesante. Aún siendo consciente de la dimensión social del tiempo, como tiempo vivido al que asignamos una serie de significados sociales, nunca me lo había planteado desde el punto de vista que planteáis que me resulta muy sugerente.
      En cualquier caso, me surge una reflexión a partir de la hipótesis que presentáis. En ella conjeturáis que el uso de los tiempos generan discriminación, en este sentido, tiendo a verlo de manera invertida, es decir, es la propia falta de oportunidades, vulnerabilidades o discriminaciones las que marcan el uso de los tiempos y los espacios. No sé qué opináis vosotros.
      En cualquier caso agradeceros la comunicación que me ha hecho ver el tiempo, o los tiempos, desde otro punto de vista.
      Muchas gracias

      Responder

    • profile avatar

      Olga Bernad Cavero

      Comentó el 11/12/2020 a las 20:22:14

      Muy interesante vuestra ponencia. Me gustaría preguntaros qué propuestas/actuaciones propondríais a los centros educativos de educación secundaria (y quizás también a los de educación primaria) para revertir estas prácticas diferenciales entre el alumnado autóctono e inmigrante.
      Gracias.

      Responder

    • profile avatar

      Pablo Soto Casás

      Comentó el 10/12/2020 a las 11:31:11

      Hola, gracias por su aportación. Quería preguntarles si creen que esta desigualdad producida por todos estos agentes exotéricos a la escuela se podrían resolver con una remodelación de la concepción de la educación a través de los espacios físicos de la escuela y la supresión del Currículo Nacional.

      Un saludo.

      Responder

      • profile avatar

        Carlos Diz Reboredo

        Comentó el 10/12/2020 a las 16:35:35

        Hola Pablo,

        Gracias por tu pregunta.
        Lo cierto es que para resolver todas estas tramas de desigualdad, creemos que solo un cambio estructural y de envergadura podría ser eficiente: un cambio que afecte al campo de las políticas pero también de los valores. Como con todo, imaginamos que llevará tiempo.

        Sin duda, como apuntas, la reforma de los espacios de la escuela es importante, pero entendemos que lo que también ha de cambiar es el diseño de la misma, sus pedagogías, así como su relación con el Estado y el tratamiento de la diversidad cultural. Entendiendo que la escuela y la ciudad, en este caso, no están sino conectadas y expresan por igual las diferencias sociales, entendemos que actuar solo en el espacio educativo no sería suficiente. Nadie llega a la escuela en igualdad de condiciones, como supone el relato meritocrático; por tanto, hay que actuar en el camino (antes, durante y después de la escuela).

        En efecto, incidir en el curriculum nos parece también importantísimo; sabemos que las perspectivas más críticas apenas creen ya en la escuela como institución, abogando incluso por la desescolarización o las distintas alternativas a la escuela. Sin embargo, entendemos que la institució sigue aportando y siendo un lugar importante de intercambio y socialización. El problema, entendemos, es cómo contestar el funcionamiento reproductivo de la misma, y cómo escapar a la trampa retórica de la meritocracia.

        Muchas gracias por tu pregunta y un abrazo

        Responder


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.