CÓD.N01-S10-24 ONLINE

LA DIRECCIÓN EDUCATIVA Y LA GESTIÓN DE LA FORMACIÓN DE LOS LÍDERES EDUCATIVOS

En la actualidad, el mundo se encuentra rodeado de constantes cambios y el ámbito educativo no es ajeno a estas aceleradas transformaciones. De esa forma, los centros educativos tienden a buscar la manera de adaptarse para responder a las demandas sociales cada vez más exigentes complejas y numerosas. Las naciones tienen claro que la educación es un pilar esencial para el desarrollo y la mejora social y, por ende, ésta constituye uno de los desafíos más grandes para afrontar dentro de la actual sociedad del conocimiento. En ella, el mismo no está basada en la información, sino que se concibe a este como algo creciente y dinámico. Ante este escenario, surgen nuevos enfoques en el ámbito educativo, y entre ellos, la dirección educativa, la cual también ha tenido una marcada evolución. Ésta constituye un factor clave para facilitar la transformación pedagógica y organizativa, con la finalidad de promover procesos de aprendizaje exitosos, acordes a las demandas y exigencias de la actual sociedad. De esta manera, percibiendo a la dirección educativa desde una perspectiva más amplia, existen más agentes involucrados en la tarea de contribuir a la mejora de la calidad educativa, entre el profesorado, las familias, el equipo directivo y todos los agentes de la comunidad educativa. Por esa razón, surge la necesidad de contar con un líder que sepa coordinar, planificar, delegar funciones, evaluar las decisiones y acciones y motivar, lo que permitirá a las organizaciones educativas la consecución de las metas planteadas.

La dirección educativa es entendida desde una perspectiva de liderazgo en la cual se abarcará tanto los modelos de liderazgo como el desarrollo profesional que requieren los líderes educativos, la importancia de la autonomía de los centros para la gestión educativa, la labor directiva enfocada desde una perspectiva de colaboración y la dirección como pieza esencial para la mejora y el cambio vinculados a las tecnologías de la información.

Palabras clave

autonomía educativa desarrollo profesional Liderazgo educativo tecnología de la información trabajo colaborativo

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

José María Rojas Morales

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 8 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      JOSE FERMIN RIVERA RODRIGUEZ

      Comentó el 11/12/2020 a las 17:40:34

      Hola José María,
      Comentar lo primero lo interesante de tu ponencia. Realice mis estudios de posgrado sobre esta temática y me parece muy útil el trabajar los nuevos enfoques del proceso de dirección. Un equipo directivo debe tener un liderazgo fuerte y a la vez tratar de lidiar entre todos los agentes implicados. A este respecto me gustaría saber si dentro de tu trabajo, y ahora que parece que estamos de moda con la LOMLOE, has enfocado de alguna manera la función directiva en relación con la formación profesional, pues yo por mi experiencia he visto que puede resultar una fuente de conflicto en los centros debido a sus características. Muchas gracias.

      Saludos.

      Responder

    • profile avatar

      Catherine Declercq

      Comentó el 10/12/2020 a las 10:57:20

      Gracias José María por su exposición. Sin duda considero fundamental la tarea de un líder educativo que consiga unir y armonizar los diversos ámbitos educativos, y pienso que de modo especial, la familia y la escuela. Quería preguntarle, además de una buena formación profesional para desempeñar con eficacia la tarea del liderazgo educativo, ¿cuáles considera que serían las principales cualidades y valores personales que tendrían que tener esos líderes educativos? Muchas gracias. Un saludo.

      Responder

      • profile avatar

        José María Rojas Morales

        Comentó el 10/12/2020 a las 16:43:11

        Hola Catherine,

        me gustaría agradecerte el tiempo y la atención que has prestado a mi ponencia. Las principales cualidades serían aquellas vinculadas a su forma de ser: empatía, humildad, confianza, respeto, responsabilidad, entre otras. Éstas se transmiten y se contagian al resto de agentes que conforman la comunidad educativa haciendo que los desafíos de la organización sean más llevaderos y el compromiso se mantengan ante las dificultades que se presenten.

        Un saludo,
        José María

        Responder

        • profile avatar

          Catherine Declercq

          Comentó el 10/12/2020 a las 19:40:32

          Gracias por la respuesta José María. En efecto creo que son muy importantes las cualidades (y diría también valores y virtudes) que ha referido y considero que el papel de la familia es fundamental para crecer en ellas. Hay cualidades que uno puede tener de manera natural, pero otras que se pueden ir trabajando y adquiriendo con constancia, trabajando con un constante esfuerzo en adquirir esos buenos hábitos convirtiéndose así en virtudes que conforman la manera de ser de la persona. ¡Líderes virtuosos es lo que realmente se necesita! Gracias y ¡adelante con la iniciativa! Saludos.

          Responder

    • profile avatar

      Manuel Ángel Calahorro Arjona

      Comentó el 10/12/2020 a las 09:46:22

      Sin duda alguna, estoy plenamente de acuerdo con usted. Un equipo directivo requiere del dinamismo y una fuerte implicación y conocimiento de toda la comunidad educativa; labor que ha de ser asumida de forma carismática, pero también con claros tintes de liderazgo.
      Entendiendo su exposición como parte del marco teórico, ¿asume alguna propuesta general o cambio de legislación de la función directiva de cara a su implementación en los centros educativos?
      Muchas gracias

      Responder

      • profile avatar

        José María Rojas Morales

        Comentó el 10/12/2020 a las 18:47:17

        Hola Manuel,

        me gustaría agradecerte el tiempo dedicado a mi ponencia. Respecto a la cuestión que planteas, ante la situación en la que nos encontramos, las organizaciones educativas tienen el desafío de mantener el equilibrio del intercambio con el entorno. Esto implica la necesidad de crear ambientes seguros que permitan el desarrollo íntegro de los agentes que conforman la comunidad educativa. De esa forma, el equipo directivo ha de apoyar al profesorado, al alumnado y a las familias ante esta situación, producto de los cambios que han afectado a su calidad de vida. Un ambiente seguro, positivo y protector es un ámbito esencial para repensar cómo abordar el proceso de enseñanza-aprendizaje en la actualidad.

        El profesorado ha de asegurar que el alumnado continúe su aprendizaje velando por su bienestar integral. Para ello, el equipo directivo puede acompañar al profesorado mediante prácticas de liderazgo educativo positivo centrado en el compromiso mutuo y la confianza.

        Un saludo,
        José María

        Responder


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.