CÓD.N06-S14-01 ONLINE

La protección frente al accidente de trabajo en el teletrabajo

El teletrabajo es una materia que está siendo muy comentada en estos momentos, tanto por la doctrina como por los medios de comunicación, no solamente por la situación de pandemia sanitaria que vivimos y que ha obligado a muchos empleados a trabajar desde casa, sino también por la reciente aprobación del Real Decreto-ley 28/2020, de 22 de septiembre, de trabajo a distancia.

El teletrabajo plantea una especificidad que afecta a su caracterización en el ámbito laboral, y es que el espacio de trabajo lo constituye el domicilio del trabajador. Con ello, se confunde el espacio personal con el profesional.

Ello afecta a varias cuestiones, como la realización de la evaluación de riesgos prevista en el art. 16 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. No en balde, el RDL 28/2020 ha previsto en el art. 15 y 16 disposiciones en materia de prevención de riesgos laborales. Ahora bien, en el art. 15 ello no pasa de un genérico reconocimiento del derecho a una adecuada protección en materia de seguridad y salud en el trabajo. El art. 16 regula la evaluación de riesgos, destacando que se limitará a la “zona habilitada para la prestación de servicios”.

En cambio, como han puesto de manifiesto muchos autores, la normativa guarda silencio sobre la posibilidad de que el teletrabajador cuente con protección por accidente de trabajo. Se trata de una cuestión poco explorada, y con escasa regulación en el Derecho comparado.
En cualquier caso, en mi Ponencia abordo la situación del teletrabajador que no puede quedar desprotegido frente a esta contingencia por el hecho de estar prestando servicios desde su domicilio.
Ahora bien, en estos casos habrá que estar a varios matices, uno de ellos es la delimitación de las esferas personal y profesional. Así, de la propia regulación del RDL 28/2020 se desprende que el teletrabajador debe tener en su domicilio un lugar “elegido para el desarrollo del trabajo a distancia”, al cual entiendo debe ceñirse la protección.
De cualquier modo, la delimitación de las esferas personal y profesional en el domicilio no siempre es tarea sencilla. Además del espacio, debe tenerse en cuenta la cuestión de las actividades realizadas, ya que el accidente de trabajo sólo puede proteger al teletrabajador cuando se encuentra efectivamente prestando servicios, y no cuando se dedique a otras tareas personales, aun en tiempo de trabajo.

Finalmente se plantea la cuestión de la falta de control por parte del empresario, que no puede estar pendiente del trabajo de su empleado como si estuviera en la oficina, lo cual plantea dudas por lo que respecta a otras cuestiones, como la procedencia del recargo de prestaciones en materia de seguridad social.

Palabras clave

accidente de trabajo prevención de riesgos laborales teletrabajo

Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Juan Alberto Tormos Pérez

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 0 comentarios en esta ponencia


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.