CÓD.N04-S09-02 ONLINE

Música y emociones. Un vínculo entre filosofía y ciencia cognitiva

La musica es arte y ciencia al mismo tiempo. Se puede estudiar racionalmente y al mismo tiempo dejarse llevar por las emociones que despierta. Pero qué pasa dentro de un cerebro que escucha? Desde un punto de vista neurobiológico sabemos que el sonido, una vez codificado por nuestro oído, llega a la corteza auditiva que tiene la capacidad de realizar el análisis del estímulo recibido. Una vez reconocidos los estímulos acústicos, nuestro cerebro será capaz de reconocer los matices emocionales contenidos en la señal, independientemente de si se trata de voz, música o lenguaje. Lo que hace que este tema sea tan fascinante es el hecho de tratar de aclarar la verdadera naturaleza de las emociones musicales y la consiguiente reacción de los individuos. Muchos científicos y filósofos han desarrollado diferentes reflexiones sobre la ventaja que puede tener este vínculo y al hacerlo han tratado de comprender no sólo los orígenes de las emociones sino sobre todo los de la musicalidad. Mientras que la mayoría de las teorías neurobiológicas definen las emociones como un proceso multi-componencial desencadenado por experiencias de varios tipos (un recuerdo, un pensamiento), la ciencia todavía lucha por proporcionar una imagen unánime de lo que son las emociones musicales. La cuestión central, por lo tanto, se refiere a la expresión de las emociones a través de la música. Para hacer frente a este problema, la filosofía ha tratado de ofrecer algunas ideas interesantes centrándose en particular en la expresividad de la música y la incidencia de las emociones en la experiencia musical. En la larga tradición de estudios sobre la relación entre la música y las emociones entre otras cosas, no podemos dejar de tener en cuenta el impacto que este tema ha tenido también en asuntos como la evolución. Darwin, de hecho, al proporcionar su teoría sobre la existencia de la música, explicó su origen utilizando el concepto de emoción inherente a la interpretación de canciones y melodías producidas por algunas especies durante el cortejo. En el escenario evolutivo hipotético del padre de la teoría de la evolución, la música tenía un papel fundamental desde el punto de vista de la selección sexual, por lo que quienes poseían ciertos requisitos musicales durante el cortejo tenían la oportunidad de transmitir sus genes más fácilmente a las generaciones posteriores. Más allá de la precariedad de las soluciones convincentes, es evidente que muchas teorías parten del supuesto de que la música genera una especie de desencadenante de nuestras funciones motoras y fisiológicas, pero es igualmente cierto que en el mecanismo de utilización de la música a menudo los factores sociales y culturales influyen en la reacción emocional del sujeto. Para entendernos: lo que es música para los oídos de un adolescente no será ciertamente música para sus padres. El propósito de este trabajo será, por lo tanto, proporcionar una visión exhaustiva de la relación entre la música y las emociones para investigar no sólo la dinámica relacional que existe entre los sonidos y las emociones, sino sobre todo, para poner de relieve cómo las emociones musicales forman parte de nuestra arquitectura cognitiva.

Palabras clave

ciencias cognitivas emociones filosofía música.

Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Alessandra Anastasi

Ver Perfil


Comentarios

Hay 0 comentarios en esta ponencia


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.