CÓD.N04-S01-D-50 ONLINE

Nuevos contextos educativos: comunidades de aprendizaje digitales en torno al Patrimonio ¿reto, realidad o demanda social?

En la última década,  la posibilidad de compartir experiencias, ideas y contenidos a través de las redes sociales o plataformas digitales ha cambiado nuestra forma de conocer el patrimonio y las ciudades, modificando de manera significativa la experiencia y el significado de una visita cultural. En este sentido, las tecnologías emergentes tienen en los escenarios patrimoniales unos excelentes entornos para su implementación.

El objetivo principal de este trabajo es analizar y evaluar cómo la tecnología digital utilizada como soporte de mediación en el ámbito del patrimonio cultural contribuye a fomentar una educación colaborativa e inclusiva en contextos educativos no formales. Para este estudio es necesario conocer hasta qué punto las instituciones patrimoniales españolas hacen uso de estos medios digitales o plataformas sociales y con qué finalidad.

Mediante la revisión teórica o documental como metodología de investigación, se analizan los resultados obtenidos a partir de publicaciones llevadas a cabo en la última década, realizando para ello una revisión de la literatura científica que aborda el uso de medios digitales en los procesos de enseñanza-aprendizaje en torno al patrimonio cultural.

A partir de los datos obtenidos de esta revisión documental, podemos establecer como puntos de partida que existen dos tipos de utilización de los recursos tecnológicos por parte de las instituciones patrimoniales. Por un lado, hasta principios de 2020 eran pocas las instituciones que hacían uso de estos medios con una clara finalidad educativa, predominando aquellas que utilizaban estas herramientas digitales como canales de difusión de sus actividades culturales.

Así pues, los resultados obtenidos demuestran que a pesar de que los entornos digitales tienen un gran potencial en los procesos de enseñanza-aprendizaje debido a la multiplicidad de maneras y canales que nos ofrecen para valorar y conocer nuestro patrimonio, han sido infravalorados como recursos educativos en el ámbito de la educación patrimonial.

En estos momentos de emergencia sanitaria y aislamiento social, este escenario está desarrollando cambios significativos. Son numerosas las instituciones patrimoniales que han tenido la necesidad de implantar nuevas formas de interacción social a través de las que compartir experiencias vividas y promover el conocimiento patrimonial, lo cual está generando que se desarrollen proyectos con medios digitales en torno al patrimonio que hace unos años eran tan sólo una declaración de intenciones.

 

Palabras clave

Aprendizaje Educación no formal medios digitales Patrimonio Cultural tecnologías de la información

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Maria Jose Barquier Perez

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 9 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      Antonio Manuel Fernández Morillas

      Comentó el 11/12/2020 a las 14:23:16

      Buenas tardes, María José. Muchas gracias por su estupenda presentación, me ha servido para identificar mi propio trabajo dentro de las prácticas de educación patrimonial, me cargo de referentes que sin duda serán muy interesantes para mis próximos trabajos. En el apartado de conclusiones aludes a que se puede observar poca intencionalidad educativa más allá de aproximaciones de carácter individual que enlazan las instituciones patrimoniales con las educativas. ¿Podrías indicarme algún ejemplo, bajo tu criterio, de buenas prácticas en este sentido? Muchas gracias de nuevo, seguiré muy pendiente al desarrollo de tu investigación.

      Responder

      • profile avatar

        Maria Jose Barquier Perez

        Comentó el 11/12/2020 a las 14:59:07

        Buenas tardes, Antonio. Son muchos los nexos que tenemos en común en nuestras investigaciones. Ambos partimos del interés por emplear herramientas o soportes que nos permitan mediar entre el patrimonio y la sociedad con el fin de promover que el proceso de enseñanza y aprendizaje sea lo más enriquecedor posible. Respecto a la cuestión que me planteas, los casos que he ido analizando a lo largo del tiempo, han constatado que a pesar de que las instituciones patrimoniales tienen clara la intencionalidad de emplear los medios digitales para difundir el patrimonio, estas prácticas no van vinculadas a una finalidad propiamente educativa. Sin embargo, son los profesionales del ámbito patrimonial quienes, bien por intereses personales o profesionales, han comenzado en los últimos años a plantear actividades que emplean estos recursos con unos fines educativos identificables y que pueden ser extrapolados a todos los contextos educativos, generándose así modelos educativos integrales en torno al patrimonio. En estos momentos, aún estoy en proceso de recogida de datos, por lo que no podría determinar un solo modelo de buenas prácticas en el empleo de los medios digitales en escenarios patrimoniales con un fin didáctico. Sin embargo, si que sería interesante que consultaras los trabajos realizados desde el OEPE (Observatorio Español de Educación Patrimonial), donde Olaia Fontal, Álex Ibáñez-Etxeberria entre otros investigadores están creando escuela sobre cómo debemos de emplear estas herramientas que nos ofrecen las redes sociales teniendo siempre como objetivo que son medios para crear comunidades de aprendizaje en torno al patrimonio.

        Gracias por tu interés en mi investigación.

        Responder

    • profile avatar

      Estíbaliz Pérez Asperilla

      Comentó el 10/12/2020 a las 18:28:04

      Buenas tardes, María José.

      Encantada de saludarte. Me resultan muy interesantes tus reflexiones. Sobre todo, me quedo con la última pregunta que has lanzado en la sesión que has grabado: ¿Son los medios digitales un reto, una realidad o una demanda social como recurso educativo? Me gustaría saber qué opinas al respecto.

      Desde mi punto de vista, hoy en día es esencial la presencia de las nuevas tecnologías en la gestión del Patrimonio Cultural. Ante todo, para poder conocer y respetar el Patrimonio Cultural es esencial la educación y, cómo no, la comunicación. Por ello, los medios digitales deben entrar de lleno en esta educación para conocer, valorar, difundir y respetar nuestro Patrimonio. Está claro que la pandemia en la que nos vemos sumergidos ha supuesto una revolución tecnológica, aunque también visibiliza el problema de la brecha digital. No obstante, desde mi punto de vista, creo que la relación entre las nuevas tecnologías y el Patrimonio Cultural ya se estaba abriendo paso tiempo atrás. No solo es esencial para poder conocer más en profundidad nuestro Patrimonio, sino también como una herramienta que posibilita, incluso, una comunicación bidireccional.

      Muchas gracias.

      Un saludo.

      Responder

      • profile avatar

        Maria Jose Barquier Perez

        Comentó el 10/12/2020 a las 20:31:05

        Buenas tardes Estíbaliz,
        Un placer saludarte y por supuesto voy a intentar dar una respuesta clara a algunas de estas cuestiones, en las cuales llevo indagando un tiempo.
        En España, desde hace más de una década, la implementación de los usos de la tecnología en escenarios patrimoniales es una realidad, aunque la finalidad con la que se emplean estas herramientas digitales difiere mucho de lo deseado desde el punto de vista educativo. Sin embargo, desde el ámbito de la comunicación, estos medios modifican de manera significativa la experiencia y el significado de la visita cultural debido a la multiplicidad de maneras y canales que nos ofrecen. Considero que éste es el reto: saber aprovechar el potencial de estas tecnologías.
        Ya que vivimos en una sociedad en la que el conocimiento está mediado por la tecnología como medio de comunicación, es necesario educar a construir conocimiento a partir de la información que recibimos de numerosos soportes, plataformas y medios tecnológicos en contextos muy variados. En este sentido, aprovecho para hacer referencia a una de las conclusiones extraídas de la intervención de José Carlos Ruiz Sánchez, David Pastor Vico y Manuel Bermúdez Vázquez en este congreso, sobre cómo desde los ámbitos de educación formal (desde la escuela hasta la universidad) se debe priorizar la educación audiovisual y digital a través de una pedagogía de la mirada para adquirir un pensamiento crítico-visual, siendo esta formación fundamental para adquirir conocimiento de calidad. En este caso ésta sería nuestra realidad.
        Existe por tanto una demanda social que va en aumento sobre cómo, cuándo y porqué debemos hacer uso de la tecnología como mediadora del conocimiento. Estas cuestiones ya venían planteándose con anterioridad a esta situación de emergencia sanitaria, dotando de coherencia a proyectos que hacen uso de la tecnología sin una finalidad concreta.
        Este es el caso que se me plantea. Realmente, las instituciones patrimoniales suelen utilizar estos medios para difundir su patrimonio sin priorizar la evaluación de qué medios son los más apropiados para su institución y dando por sabido que al ser medios de comunicación cumplen intrínsecamente con una función educativa. En parte esto es así, pero debemos de ir un paso más allá al implantar los medios digitales en escenarios patrimoniales ya que son herramientas generadoras de conocimiento si prestamos atención a los miembros que conforman esa comunidad digital.

        Perdona por la extensión de la respuesta, pero con ella espero contestarte y contestarme acerca de estas cuestiones.

        Recibe un saludo,
        María José Barquier Pérez

        Responder

    • profile avatar

      Maria Jose Barquier Perez

      Comentó el 10/12/2020 a las 11:59:49

      Buenos días Isabel,
      Muchas gracias por tu interés en mi aportación. Cómo comentas, el uso y la implantación de las tecnologías desde la educación formal, es prioritaria para que desde el comienzo del proceso de aprendizaje se establezcan unas pautas que permitan formar a nativos digitales en la construcción del conocimiento de una manera crítica.
      En mi caso, mi contexto de estudio son los espacios patrimoniales, encontrándose estos enmarcardos en la educación no formal, por lo que la implementación de los usos de la tecnología aplicada a los procesos de enseñanza-aprendizaje es mucho más flexible que en el ámbito escolar.
      Te hago referencia a algunas investigaciones que pueden ser de tu interés para poderlas implementar en tu contexto de trabajo. Por una lado, Naiara Vicent y Álex Ibánez-Etxeberría publican en la revista "Aula de Innovación Educativa" sobre el uso de las tecnologías y el patrimonio en el ámbito escolar. Es una publicación de 2012, y aunque el ámbito de estudio es el patrimonio, si consideramos éste como un ámbito de conocimiento transversal puede serte de gran ayuda; y por otro lado, la revista electrónica de tecnología educativa (Edutec).
      Agradecerte tu interés en mi aportación.
      Un saludo desde Granada.
      María José Barquier Pérez

      Responder

    • profile avatar

      Isabel María Gallardo Fernández

      Comentó el 10/12/2020 a las 09:29:24

      BUENOS DIAS, MARIA JOSÉ

      Muchas gracias por tu aportación a este congreso.
      Me parece muy interesante el tema que abordas y la forma en que lo desarrollas.
      estoy de acuerdo contigo, Colaboración y dialogo son estrategias que necesitamos para afrontar las incertidumbres de la sociedad del siglo XXI.
      Yo que trabajo en educación formal me interesa mucho el uso e implementación de las tecnologías.
      Mi interés se centra en los espacios educativos que se llevan a cabo en el aula de infantil y también en la formación del profesorado.
      Me gustaría saber: ¿en que contextos estás implementando tu estudio?

      Muchas gracias por tu excelente presentación.
      Saludos desde Valencia
      Isabel M. Gallardo Fernández

      Responder


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.