CÓD.N08-S03-19-S01-41 ONLINE

Retos en las instituciones de educación superior en situación de pandemia

La crisis sanitaria mundial generada por la pandemia del SARS-CoV-2 provocó el confinamiento de millones de personas en el mundo. La UNESCO señaló que en abril de 2020 un total de 1.598 millones de estudiantes tuvieron que permanecer en casa debido al cierre de los centros educativos, este hecho afectó a 194 países en el mundo. Esta pandemia mundial ha generado un altísimo impacto en las prácticas de los estudiantes y sacudió fuertemente los pilares de la educación superior, generando una situación compleja que supuso la transformación de los modelos de enseñanza utilizados hasta el momento. Muchas universidades, habitualmente presenciales, tuvieron que adaptar sus modelos educativos tradicionales hacia modelos de formación online. Esta transición hacia las experiencias de aprendizaje virtuales, ha supuesto un replanteamiento profundo en distintas dimensiones como la académica, la tecnológica y la institucional. El curso académico 2020-2021 ha requerido de una flexibilidad amplia en el que se contemplasen todos los posibles escenarios de formación para los estudiantes, atendiendo a modelos de formación en formato presencial, híbrido u online.

Se presenta una reflexión teórica sobre los acontecimientos surgidos con la paralización de la docencia presencial en los centros educativos. La modalidad de enseñanza digital ha experimentado un gran impulso gracias al cierre de los campus universitarios. Cabe destacar que las instituciones de educación superior, ofrecieron respuestas rápidas a los modelos tradicionales a pesar de las dificultades que presentaban debido a la falta de formación del profesorado o a la escasez de infraestructuras tecnológicas y pedagógicas que requería el modelo virtual. Durante la pandemia se evidenciaron las deficiencias del profesorado en cuanto a su competencia digital, que afecta a tres grandes áreas, la pedagógica, la técnica y la didáctica. En esta comunicación el objetivo se centra en identificar las oportunidades y los desafíos educativos generados ante la emergencia de salud pública acontecida. Abordando cómo han afrontado los retos pedagógicos las instituciones de educación superior, indagando en cuestiones sobre cómo se encontraba la digitalización de las universidades o el desafío preponderante que supone la flexibilización de las enseñanzas. Se presenta el caso de una universidad española, en el que se describen las estrategias pedagógicas que se han adoptado ante los posibles escenarios docentes que exige el cambiante impacto de la COVID-19. Se ofrece una reflexión sobre los distintos elementos que conforman el ecosistema de aprendizaje en las universidades en el que se evidencia la necesidad de impulsar una verdadera transformación digital en las instituciones en diversos ámbitos como las metodologías docentes, la formación del profesorado o en el plano de la propia cultura organizacional.

Palabras clave

Aprendizaje híbrido COVID-19 e-learning Ecosistema digital educación superior

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Vanessa Izquierdo Álvarez

Ver Perfil

profile avatar

Ana María Pinto Llorente

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 19 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      ARACELI RAMIREZ MEDA

      Comentó el 11/12/2020 a las 20:20:12

      Felicidades por su trabajo, muy interesantes las reflexiones, me ha surgido una duda, ¿Cómo han reaccionado los alumnos al sistema híbrido? Hemos recibido capacitación al respecto y es muy probable que debemos implementarlo.
      Agradezco su respuesta

      Responder

      • profile avatar

        Vanessa Izquierdo Álvarez

        Comentó el 12/12/2020 a las 09:18:01

        Estimada Araceli,
        muchas gracias por su pregunta y por sus comentarios.

        En relación a la consulta que plantea comentarle que, en el caso de la Universidad de Salamanca, los estudiantes han reaccionado de forma muy positiva a la docencia híbrida. Esto ha ocurrido por varias razones, los estudiantes lo han percibido como una forma segura de continuar con su docencia (desde el punto de vista sanitario), ha supuesto la vuelta a las aulas y a la posibilidad de vivir la experiencia universitaria en toda su dimensión.

        La mayor parte de nuestros estudiantes están acostumbrados a la formación presencial y la Covid-19 ha supuesto un gran impacto en sus vidas. Por lo tanto, poder mantener una modalidad híbrida les acerca a su estilo anterior de educación.

        Un saludo,
        Ana y Vanessa

        Responder

    • profile avatar

      Rosario Isabel Herrada Valverde

      Comentó el 11/12/2020 a las 00:48:38

      Estimadas Vanessa y Ana María, muchas gracias por vuestra aportación. En relación a los retos de las instituciones educativas, a parte de la necesidad de la transformación digital de las organizaciones, comentáis también el tema de la brecha digital. En este sentido, además de la transformación digital para superar dicha brecha, qué otros aspectos se podrían considerar para paliar las desigualdades sociales de partida del alumnado universitario para afrontar de manera inclusiva el proceso educativo de manera online.
      Un saludo,

      Responder

      • profile avatar

        Vanessa Izquierdo Álvarez

        Comentó el 11/12/2020 a las 01:22:57

        Estimada Rosario,
        gracias por tu pregunta. En relación con la consulta que nos planteas comentar que tanto las administraciones públicas como la propia Universidad de Salamanca cuentan con un protocolo para evitar las desigualdades sociales de los estudiantes ante su imposibilidad de seguir las enseñanzas virtuales.

        En concreto, nuestra institución generó un plan de contingencia de emergencia durante la pandemia para asegurar que todos nuestros estudiantes contaban con dispositivos electrónicos y acceso a Internet para poder seguir su docencia de forma ordinaria. Este plan se articuló desde el vicerrectorado de estudiantes en colaboración con otras dependencia (decanatos, asociación de estudiantes, etc.). Para todos aquellos que no disponían de los medios señalados se les facilitaron. Posteriormente, durante en curso 20-21 se ha seguido con el protocolo para facilitar a los estudiantes el estudio en la señalada modalidad híbrida.

        Un saludo,
        Vanessa

        Responder

    • profile avatar

      MARISELA GONZALEZ GUZMAN

      Comentó el 10/12/2020 a las 21:18:19

      Gracias por compartir esa reflexión que pareciera ser muy similar entre las instituciones de educación superior, y que ha significado un reto asumido y con diferentes resultados en función del escenario propio, el perfil docente, el liderazgo y gestión de autoridades educativas y las características del alumnado.
      Nos han compartido su experiencia desde diferentes perspectivas, y en lo personal como profesional de la salud me interesa conocer si obtuvieron información relacionada a la presencia de enfermedad ( COVID 19) en los alumnos que acudieron a modalidad presencial así como las estrategias utilizadas para prevenir riesgos y asegurar prácticas seguras para cuidar la salud de los estudiantes, también los criterios utilizados para seleccionar quienes tomarían clases presenciales y quienes virtuales.
      Sin duda grandes desafíos y una responsabilidad compartida entre la comunidad educativa.
      Felicidades por asumir el compromiso y cuidar de sus estudiantes.!

      Responder

      • profile avatar

        Vanessa Izquierdo Álvarez

        Comentó el 11/12/2020 a las 01:17:20

        Estimada Marisela,
        gracias por su aportación y por sus preguntas.

        En relación a la salud de los estudiantes, desde la Universidad de Salamanca se ha planteado una estrategia centralizada e institucional que abarca un protocolo Covid que afecta a toda la comunidad universitaria.

        En este sentido, en una universidad como la nuestra tradicionalmente presencial, se optó por una "presencialidad segura" optando por un modelo híbrido mantenido durante todo el curso 20-21, que supone la separación de 1.5 metros entre los estudiantes en los espacios físicos. Esto supone, en la mayoría de los casos, que sólo el 50 % de los estudiantes puedan asistir presencialmente. Por ello, las distintas facultades adaptaron los espacios (mobiliario) para cumplir con la distancia de seguridad, se mantiene ventilación durante toda la clase y se divide a los grupos en 2 turnos. Estos alumnos asisten en semanas alternas al aula y cursan la asignatura online en la otra semana. Como he mencionado anteriormente, las clases se retransmiten en directo vía streaming.

        Por supuesto, se utilizan las mascarillas en todos los espacios de la universidad (abiertos y cerrados) de manera obligatoria, existe señalización dentro y fuera de los edificios en todos los campus y se dispone de geles higienizantes en todas las dependencias universitarias.

        En el caso de que algún alumno o sus familiares presenten síntomas deben informar a los rastreadores de la comunidad autónoma y a los responsables covid de cada centro. En el caso de contar con algún positivo directo o cercano se activa el protocolo de aislamiento a quien corresponda.

        Un saludo,
        Vanessa

        Responder

    • profile avatar

      maria henar alonso-mosquera

      Comentó el 10/12/2020 a las 19:43:38

      Muchas gracias por esta interesante reflexión. Quisiera conocer su opinión respecto a cómo afecta esta situación a los diferentes perfiles de estudiantes, y si beneficia o perjudica a algún segmento en concreto. De acuerdo con lo que he ido leyendo en diversas investigaciones, no parece haber una respuesta única. En mi experiencia personal, he podido constatar que los buenos estudiantes obtenían igualmente buenos resultados, al poder organizarse mejor el trabajo. Sin embargo, con estudiantes menos brillantes o menos trabajadores, he podido ver diferentes resultados (mejorar, mantenerse o empeorar) en cuanto a la obtención de calificaciones, y más importante, respecto al nivel de aprendizaje. ¿Cuál sería su visión al respecto?

      Responder

      • profile avatar

        Vanessa Izquierdo Álvarez

        Comentó el 11/12/2020 a las 01:10:28

        Estimada María Henar,
        gracias por tu comentario y por la reflexión. Sin duda, el tema que planteas es apasionante y se relaciona en gran medida con la propia metodología de las enseñanzas impartidas.

        Es complejo dar una única respuesta ante esta pregunta ya que en ella influyen diversos factores. Si nos remontamos al periodo de pandemia, los resultados de las investigaciones señalan justamente lo que habías comentado, los estudiantes brillantes mantenían sus resultados, mientras que los menos trabajadores en modalidad presencial y por tanto, con peores notas, mejoraban en la modalidad online. Como comentaba antes, la evaluación durante el periodo pandemia ha sido uno de los mayores escollos y por lo tanto, los resultados obtenidos no reflejan la verdadera realidad.

        Por lo tanto, la respuesta a esta pregunta no radica tanto en los estudiantes sino en la metodología que estamos aplicando al proceso formativo en modalidad online. Como bien comentabas, por ejemplo, la modalidad online requiere de una regulación extra para el estudiante, de capacidad de organización, etc. que es difícilmente superable para estudiantes menos trabajadores. Quizá esto pueda explicar por qué existen tasas de abandono elevadas en la formación online.

        Un saludo,
        Vanessa

        Responder

    • profile avatar

      GRACIA PATRICIA MICHEL VAZQUEZ

      Comentó el 10/12/2020 a las 19:22:42

      Hola Vanessa y Ana María: gracias por su reflexión. Pienso que la formación profesional será diferente en el futuro cercano, motivado por todo lo que las universidades han aprendido por la pandemia. La que no cambie a totalmente online lo hará al menos de forma híbrida, por lo que mucho del coste del mismo cambiará a los alumnos. El estudiante deberá estar mejor preparado tecnológicamente tanto como conocimientos y equipo y eso será en beneficio de su propia preparación. Aunque el riesgo del alumno que copia y pega sigue latente. Felicidades.

      Responder

      • profile avatar

        Vanessa Izquierdo Álvarez

        Comentó el 11/12/2020 a las 01:04:39

        Estimada Gracia,
        muchas gracias por su aportación. El futuro siempre es incierto pero somos conscientes de la relevancia que ha supuesto para la formación online esta pandemia. Para muchos un momento oscuro pero para otros un florecimiento de la modalidad virtual.

        En este sentido, personalmente soy partidaria de ser consciente de las distintas modalidades que existen (online, presencial y semipresencial) de forma que los tres escenarios se complementen y sean elegidos en función de las necesidades concretas del individuo. Éstas pueden ser cambiantes con el tiempo, la edad, la situación personal, profesional, etc.

        Coincido en que la formación online requiere de una adquisición de competencias digitales, de una apropiación tecnológica e inversión en dispositivos electrónicos.

        Un saludo,
        Vanessa

        Responder

    • profile avatar

      César Sánchez Ortiz

      Comentó el 10/12/2020 a las 18:48:21

      Buenas tardes y gracias por compartir vuestra reflexión y experiencia.
      Totalmente de acuerdo en que la situación nos sorprendió sin estar preparados, que seguimos sin estarlo, y que se necesita una transformación completa, pues no sirve cambiar la clase por la pantalla y seguir con metodologías parecidas. Mi duda sobre vuestra experiencia, que es muy similar a la que vivimos en todas las universidades, está relacionada con la evaluación. ¿Cómo conseguisteis llevarla a cabo en el segundo semestre del curso pasado y cómo la tenéis planificada para este primer semestre?
      Muchísimas gracias por compartir.

      Responder

      • profile avatar

        Vanessa Izquierdo Álvarez

        Comentó el 11/12/2020 a las 01:01:00

        Estimado César,
        gracias por su comentario y reflexión. En efecto, hay mucho camino por recorrer a todos los niveles y especialmente a nivel didáctico y pedagógico en la docencia. Coincido con usted en que este proceso requiere una transformación completa, lo que implica un cambio en la cultura organizacional de las universidades.
        Respecto a su consulta, la evaluación fue y es una de las mayores preocupaciones para las universidades y los estudiantes. En nuestro caso concreto, realizamos una evaluación de emergencia siguiendo las recomendaciones ministeriales que consistió, principalmente, en dar mayor protagonismo a la evaluación continua del estudiante a nivel general. Y llevar a cabo la evaluación final a través de distintos escenarios y pruebas como fueron las pruebas objetivas de tipo test, las tareas y portafolios o las evaluaciones mediante exámenes orales.
        Por supuesto, la naturaleza de cada área de conocimiento emplea unas estrategias concretas y es complejo dar una solución perfecta para todos.
        Un saludo,
        Vanessa

        Responder

    • profile avatar

      Pedro Javier Albar Mansoa

      Comentó el 10/12/2020 a las 11:27:32

      Estimadas ponentes.
      Muy Interesante su ponencia. ¿Cómo proveen el futuro? Me explico ¿creéis que este periodo de pandemia supondrá un impulso y la confirmación del cambio de paradigma en educación superior cuando todo vuelva a la presencialidad? O ¿volveremos a la normalidad con cambios y avances notables?
      En mi caso la presencialidad es de 25% para las asignaturas más teóricas y un 75% para las asignaturas más prácticas, se utiliza el Campus Virtual pero un poco más, mejorado, con más contenidos, clases online con la posibilidad de utilizar varias plataformas con convenio en a la universidad, no controlo la asistencia, pero asiste más del 95% (con esto también respondo a otras preguntas) y quien no puede asistir lo suele justifica. Los docentes hemos recibido infinidad de cursos de formación online.
      Muchas gracias.

      Responder

      • profile avatar

        Vanessa Izquierdo Álvarez

        Comentó el 10/12/2020 a las 13:15:19

        Estimado Pedro Javier,
        le agradezco mucho su comentario y celebro las ventajas que usted ha podido observar con este cambio de paradigma, así como las modificaciones que ha recogido su universidad.

        En relación con la pregunta que nos plantea, desde nuestro punto de vista, el impulso y los avances que se han producido son notables y beneficiosos para toda la comunidad educativa. Este gran impacto que ha supuesto la pandemia ha generado cambios que serán positivos e irreversibles. Como usted bien comenta, los docentes universitarios hemos recibido formación en aspectos como el uso de las plataforma educativas, las herramientas como la videoconferencia, formación en metodología didáctica o en aspectos puramente relacionados con la naturaleza y carácter de la formación online.

        El paradigma que finalmente adopten las distintas universidades dependerá, en gran medida, de factores determinantes como la propia política de la institución, de las directrices que establezca el ministerio y de las propias necesidades que demanden los estudiantes.

        Sin duda, es una cuestión apasionante sobre la que estaremos pendientes.

        Un saludo y gracias por su tiempo,
        Vanessa

        Responder

    • profile avatar

      Elena Ruiz-Romero de la Cruz

      Comentó el 10/12/2020 a las 11:10:19

      Buenos dias, me parece muy interesante su trabajo y me gustaria saber si esta investigación le ha dejado claro las ventajas o desventajas de la enseñanza virtual sobre la presencial. Evidentemente, la enseñanza presencial aporta un proceso educativo entiendo que mas completo pero ¿tiene la no presencial algun beneficio?. Muchas gracias

      Responder

      • profile avatar

        Vanessa Izquierdo Álvarez

        Comentó el 10/12/2020 a las 13:07:23

        Estimada Elena,
        le agradezco su comentario y su pregunta. En este sentido, cabe destacar que existen una gran cantidad de beneficios en relación con la docencia virtual como por ejemplo, la flexibilidad horaria y geográfica para el estudio, la adquisición de competencias digitales, el uso de recursos educativos digitales (vídeos, actividades interactivas...), las opciones para el trabajo en equipo, etc.
        Un saludo,
        Vanessa

        Responder

    • profile avatar

      Marta Medina Núñez

      Comentó el 09/12/2020 a las 15:07:54

      Buenos días y muchas gracias por su interesante propuesta. Como profesora en una universidad (en Madrid) he vivido de primera mano esta adaptación tecnológica y me ha gustado entender de qué manera se han adaptado otros centros también, como la Universidad de Salamanca. Me han surgido algunas cuestiones:

      1) Mencionan un proceso adaptativo (presencial - online) y una plataforma (Campus Virtual Studium). ¿Utilizaban esta plataforma antes del confinamiento? ¿Siguen utilizándola después del confinamiento, con la vuelta a una presencialidad del 50%?

      2) Con respecto al modelo de 50% presencialidad. Entiendo que es un modelo híbrido. ¿De qué manera conectan con los alumnos que están en casa (horario sincrónico)? y ¿cómo han organizado quién asiste a clase de forma presencial y quién no?

      3) Por último: ¿han analizado el grado de satisfacción de profesores y alumnos en relación a esta adaptación?

      Mil gracias,
      Marta

      Responder

      • profile avatar

        Vanessa Izquierdo Álvarez

        Comentó el 10/12/2020 a las 13:00:42

        Estimada Marta,
        muchas gracias por su comentario. En relación con la cuestiones que plantea:
        1. En nuestro caso concreto, la Universidad de Salamanca ya hacía uso de la plataforma como apoyo a la docencia presencial. Durante la época de confinamiento la modalidad de docencia se convirtió en 100 % online y se articuló desde dicha plataforma. Con la vuelta de la presencialidad, nuestra universidad ha optado por un modelo híbrido de docencia, en el que se sigue utilizando la plataforma de formación.
        2. El modelo híbrido de docencia supone la asistencia en semanas alternas por parte de los estudiantes. De tal forma, que el 50 % asiste de manera presencial y el otro 50 % sigue la clase por streaming.
        3. Continuamos investigando la satisfacción por parte de la comunidad universitaria.
        Un saludo,
        Vanessa

        Responder


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.