CÓD.N08-S01-03 ONLINE

Sobre el cuerpo y su ausencia: relaciones interpersonales en tiempos de pandemia

Nuestra intención será reflexionar acerca de las relaciones personales en tiempos de pandemia, partiendo de la idea de que estas están marcadas por dos acontecimientos fundamentales: por un lado, la (obligada) ausencia del Otro, fruto del distanciamiento social; por otro lado, la virtualización o digitalización del Otro como alternativa a los encuentros cara-a-cara. Ambos fenómenos, ausencia y virtualización/digitalización, ponen sobre la mesa un mismo asunto: el lugar que ocupa el cuerpo presente en las relaciones interpersonales, y la consecuente sensación de carencia ante su falta. Por tanto, el hilo conductor de nuestra aportación será cómo altera la pandemia nuestra presencia (corpórea) ante el Otro.

Byung Chul Hang afirma que “sin la presencia del otro, la comunicación degenera en un intercambio de información: las relaciones se reemplazan por conexiones, y así solo se enlaza con lo igual; la comunicación digital es solo vista, hemos perdido todos los sentidos” (El enjambre digital). Desde una perspectiva filosófica, y a través de una metodología principalmente fenomenológica, llevaremos a cabo nuestra investigación de la mano de autores como Hang, Peter Sloterdijk o Martin Heidegger.

Uno de nuestros objetivos será la reflexión sobre el fenómeno del aislamiento y la soledad. El confinamiento recientemente sufrido debido al COVID19 trajo tiempos de incertidumbre, de calles vacías y casas de locos. Tras el forzoso, ineludible, responsable e histórico aislamiento que hemos sufrido (y siendo conscientes de los posibles aislamientos venideros) preguntémonos: ¿cuántas veces la cercanía encubre la proximidad? A veces solo en la distancia logramos valorar o apreciar de veras aquello que teníamos cerca. Quizá esto sea lo que constituye el hecho de que extrañar sea, en ocasiones, la mejor manera de valorar. Ya sabíamos que, en esta era en la que continuamente estamos-allí estando-aquí, descentrados, lo cercano no siempre garantizaba proximidad. Por tanto, apostaremos por aprovechar la lejanía, la distancia, para buscar la proximidad olvidada y confundida con contigüidad.

Sin embargo, se torna inevitable ahondar también en una perspectiva menos optimista que permita reflexionar sobre las carencias que implica la soledad del aislado o del que es privado del contacto frecuente, desenfadado, comprometido con el Otro. Hemos sido privados de los abrazos. La imposibilidad o dificultad para abrazar desemboca en soledad, soledad en múltiples formas y versiones, soledad ante la ausencia del Otro en su forma más próxima.

 

Así, podemos decir que concluiremos con una revisión de las posibilidades de la Ausencia: por un lado, ausencia como oportunidad para tomar conciencia de en qué consiste realmente la proximidad; por otro, ausencia como calvario de un existente que aún demanda abrazo, caricia, cuerpo.

Palabras clave

aislamiento ausencia cuerpo pandemia proximidad

Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Elisa Fernández Bascones

Ver Perfil


Comentarios

Hay 0 comentarios en esta ponencia


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.