CÓD.N01-S08-29 ONLINE

Un programa educativo es capaz de reducir el riesgo de fragilidad con un aumento de la fuerza en mayores: Resultados preliminares del ensayo clínico FRAGSALUD

Introducción:

La prevalencia de fragilidad va en aumento, debido principalmente al envejecimiento de la población, pero también a un estilo de vida sedentario y una inadecuada alimentación en los mayores. La fragilidad es un deterioro de los procesos fisiológicos que limita la recuperación ante un evento adverso agravando sus consecuencias. Mejorar la salud y calidad de vida de las personas mayores es un reto de la sociedad actual donde el papel de la educación y las escuelas de mayores pueden jugar un papel clave.

Método:

Este estudio consiste en el análisis de una primera tanda del proyecto FRAGSALUD, en 39 mayores frágiles o prefrágiles que fueron aleatorizados al grupo control (n = 21) o al grupo intervención (n = 17). Este último recibió cuatro sesiones educativas consistentes en: i) concienciación sobre la fragilidad, ii) recomendaciones de actividad física, iii) recomendaciones nutricionales, y iv) trabajo cognitivo y bienestar social y mental. Posteriormente se realizó un seguimiento telefónico con una llamada mensual. El grupo control siguió con sus hábitos. Todos los participantes tenían más de 65 años de edad y cumplían 1 o más criterios de Fried de fragilidad. Se evaluó antes de la intervención (pre-test) y 6 meses después (post-test) los resultados del test sit-to-stand consistente en sentarse y levantarse de una silla 5 veces seguidas lo más rápido posible con los brazos cruzados en el pecho. Para el análisis estadístico se analizó la diferencia pre-post del tiempo de ejecución del test sit-to-stand entre ambos grupos (control vs. intervención) con una prueba no paramétrica de comparación de muestras independientes, considerándose significativo si p< 0,05.

Resultados:

Tras los 6 meses de seguimiento, los resultados preliminares del proyecto FRAGSALUD muestran que el grupo intervención disminuyó el tiempo de ejecución del test sit-to-stand en 6,5±14,3 segundos, mientras que el grupo control mantuvo valores medio similares tardando 0,2±11,9 segundos más en realizar el test. Las diferencias entre grupos fueron significativas con un p valor de 0,015 en la prueba U de Mann-Whitney para muestras independientes.

Discusión:

El test sit-to-stand evalúa la fuerza del tren inferior donde mayor tiempo de ejecución supone menor nivel de fuerza. Esta variable es de gran importancia para las personas mayores al aumentar la agilidad y el equilibrio, evitando caídas y sus consecuencias. Además, mayor fuerza supone un mejor estado de salud que previene la sarcopenia y osteoporosis, entre otros.

Conclusiones:

El programa educativo de 4 sesiones y el seguimiento telefónico tuvo un impacto beneficioso para la salud de los mayores frágiles y pre-frágiles, ya que consiguió mejorar la fuerza del tren inferior en el grupo intervención respecto al grupo control, con un menor tiempo de ejecución en el test sit-to-stand. Así, la inclusión de programas educativos en personas mayores son una estrategia de salud recomendables de forma paralela a los cuidados habituales a la hora de reducir las complicaciones asociadas a la fragilidad y el envejecimiento.

Financiación:

Proyectos I+D+I en el marco del Programa Operativo FEDER Andalucía 2014-2020, referencia UMA20-FEDERJA-154.

Palabras clave

ACTIVIDAD FÍSICA ALIMENTACIÓN ENFERMERÍA FUERZA MUSCULAR PERSONAS MAYORES PROMOCIÓN DE LA SALUD

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

María Ángeles Vázquez Sánchez

Ver Perfil

profile avatar

Cristina Casals Vazquez

Ver Perfil

profile avatar

Jesús Gustavo Ponce González

Ver Perfil

profile avatar

Juan Corral Pérez

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 4 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      Mª Pilar Domínguez Oliván

      Comentó el 24/11/2022 a las 17:36:40

      Enhorabuena por el proyecto y la intervención desarrollada. Me gustaría saber cual ha sido el motivo de no realizar intervención para miembros superiores en estos ancianos frágiles.
      Muchas gracias

      Responder

      • profile avatar

        María Ángeles Vázquez Sánchez

        Comentó el 25/11/2022 a las 02:08:04

        Muchas gracias por sus palabras e interés María Pilar. En el proyecto sí se han recomendado ejercicios para miembros superiores (algunos tenían mancuernas, a otros participantes se le adaptó el ejercicio con paquetes de arroz o similar) y también se ha valorado ya que uno de los criterios de Fried incluye la prensión de fuerza manual con dinamometría en el que también hemos encontrado diferencias signicativas. No obstante, en este trabajo con resultados preliminares se presentan los datos del test sit-to-stand que refleja la fuerza del tren inferior, siendo una variable de gran importancia ya que está muy relacionada con el riesgo de caídas entre otros.
        Un saludo,
        María Ángeles

        Responder

    • profile avatar

      Araceli Rodríguez Vico

      Comentó el 24/11/2022 a las 16:52:20

      Enhorabuena equipo, me parece que la formación es importante en cualquier ámbito, pero cuando hablamos de personas frágiles mas. Mi pregunta es: ¿Cuánto tiempo y con cuanto frecuencia habría que llevar a cabo estas sesiones?
      Muchas gracias de antemano.

      Responder

      • profile avatar

        María Ángeles Vázquez Sánchez

        Comentó el 25/11/2022 a las 02:17:28

        Muchas gracias Araceli. Este proyecto no es capaz de responder a esta pregunta, se podría realizar en un futuro un diseño en el que se comparen varias intervenciones que difieran en el número de sesiones, para determinar cuál es más óptima. En nuestro estudio, se valora el impacto de 4 sesiones (primer mes) y una llamada al mes hasta 6 meses (5 llamadas en total), posteriormente se valorará el posible impacto los 6 meses siguientes sin seguimiento. En las sesiones educativas sí se les recomendaba que se apuntaran a diferentes actividades del ayuntamiento, asociaciones de mayores, etc.

        No obstante, la inclusión de mayor número de sesiones educativas tiene sus pros y contras. Por un lado más sesiones permite dar más información, sin embargo, a veces un exceso de información en un programa educativo no es lo más adecuado. Por otro lado, requiere un compromiso mayor y, aunque en algunos mayores es aceptado, en otros el tener que invertir un exceso de tiempo puede hacer que no quieran realizar el programa educativo. La idea es ver si esta intervención que pudiera ser fácilmente aplicable a nuestro sistema sanitario de forma complementaria cuando se detecta fragilidad o prefragilidad tiene beneficios en la salud.
        Un saludo,
        María Ángeles

        Responder


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.