CÓD.N01-S02-C-33 ONLINE

Una aproximación a la enseñanza de la Historia en la era de las nuevas tecnologías

Introducción

La extensión de las nuevas tecnologías ha provocado un maremoto que alcanza todos los aspectos de la vida. La digitalización de múltiples procesos económicos, laborales, sociales, etc. avanza implacable, dado el halo de inevitabilidad en su adopción para no quedar al margen de la nueva sociedad. El futuro es digital o no será. Es la máxima que puede interpretarse en diferentes ámbitos y procesos guiados por la búsqueda de eficiencia, ahorro de costes y aumento de la productividad, pero también favorecidos por todas aquellas empresas cuyo negocio se ve incrementado por dicha coyuntura. En un nuevo paradigma en que la presencia en Internet, ya sea a través de las múltiples redes sociales o cualquier otra forma, es la versión 2.0 de la realidad personal, los historiadores y profesores no podemos quedar al margen de lo que esta auténtica revolución implica. La educación, en pleno proceso de replanteamiento metodológico, abraza la adopción de nuevas formas y herramientas, en parte obligada por circunstancias, en parte por el firme convencimiento de su utilidad en la mejora de la misma.

Objetivos y metodología

Analizar críticamente la enseñanza de la Historia en la etapa de Secundaria, considerando las enormes potencialidades que presenta el uso de las nuevas tecnologías: acceso a fuentes, economía de recursos, múltiples herramientas… Pero sin olvidar los aspectos negativos, basándonos en la experiencia propia y participando en el debate sobre el camino a seguir para su mejor aprovechamiento.

Discusión

La llegada de un amplio abanico de herramientas y aparatos tecnológicos está alterando la tranquilidad del docente acostumbrado a sus métodos tradicionales. Como toda novedad cuando te encuentras en un rango de confort, es natural sentir cierto recelo ante lo desconocido. Se vienen múltiples cambios que exigen nuevos y constantes aprendizajes, nuevas formas de trabajar, mayor cantidad de trabajo y todo ello sin garantía de que el resultado sea mejor. Pero las posibilidades son enormes y aquellos más abiertos a las novedades, generalmente los profesionales de menor edad (aunque no siempre), presionan con su ejemplo, cuando no lo hacen desde el equipo directivo del centro.

No consideramos que debemos aceptar todas y cada una de las innovaciones tecnológicas que vaya apareciendo, pero si sería interesante experimentar con aquellas que más se adecuen al temario impartido y que puedan enriquecer las explicaciones mejorando el aprendizaje, más si cabe en un contexto de pandemia en que las tecnologías marcan la diferencia entre poder seguir enseñando, aunque con las limitaciones que vamos descubriendo, o trabajar a mínimos sin garantía de mantenimiento del proceso enseñanza-aprendizaje.

Resultados – conclusiones

La enseñanza de la Historia lleva tiempo tanteando diversas propuestas para el aprovechamiento de los nuevos recursos, principalmente por la vía de incorporar dichas tecnologías en el aula como puerta de entrada a un vasto campo de recursos.

Es ineludible apostar por las nuevas tecnologías, pero desde unas sólidas bases metodológicas que respalden un efectivo aprovechamiento, y no una mera transposición de la clase magistral a los nuevos formatos.

Palabras clave

Calidad de la educación Historia Internet nuevas tecnologías

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Víctor José Ortega Muñoz

Ver Perfil

profile avatar

Carmen Serrano Sánchez

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 16 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      Diego Pablo De Cáceres Orellana

      Comentó el 11/12/2020 a las 19:26:48

      Buenas tardes, os felicito por el trabajo realizado. Me surge la siguiente duda. ¿Es posible que se integren los audiolibros como metodología digital en la materia de enseñanza de la Historia?

      Muchas gracias.

      Responder

      • profile avatar

        Carmen Serrano Sánchez

        Comentó el 11/12/2020 a las 20:04:34

        Muchas gracias por su aportación. Sin duda, el uso de audiolibros puede contribuir a diversificar y enriquecer los recursos implementados en la enseñanza de la Historia. Aun cuando existen libros de texto en este formato, para nosotros resulta más interesante incorporarlo al aula en un sentido interdisciplinar: en primer lugar, mediante la escucha de fragmentos de memorias y biografías que permitan conocer a los alumnos el testimonio de las personas que vivieron en una determinada época; y, en segundo lugar, acercar a los estudiantes al género de la novela histórica a través de audiolibros, que -en muchos casos- cuentan incluso con una cierta ambientación.

        Responder

    • profile avatar

      Wilson Alberto Martínez Penagos

      Comentó el 11/12/2020 a las 13:57:02

      Hola, Para la enseñanza específica de la historia ¿encuentra alguna ventaja metodológica con la educación virtual respecto a la educación tradicional?

      Responder

      • profile avatar

        Carmen Serrano Sánchez

        Comentó el 11/12/2020 a las 21:02:59

        Una de las principales ventajas que nos ofrece la educación virtual es la posibilidad de que el estudiante adapte el proceso de aprendizaje a sus circunstancias y ritmos, contando con el acompañamiento y orientación del docente. No obstante, esta modalidad requiere un cierto grado de madurez y hábito de estudio que puede ser difícil de alcanzar en determinados niveles educativos.

        Responder

    • profile avatar

      INGRID DEL VALLE GARCÍA CARREÑO

      Comentó el 11/12/2020 a las 10:51:40

      Muy buenos días
      Los felicito por el guion desarrollado. Interesante el planteamiento de la pandemia, evidentemente hay un antes y un después. Sería interesante ahondar en las metodologías activas y nuevas estrategias de trabajo cooperativo virtual , así como los portafolios de evaluación.
      Gracias por compartir sus valiosos conocimientos.

      Dra.Ingrid del Valle García Carreño

      Responder

      • profile avatar

        Víctor José Ortega Muñoz

        Comentó el 11/12/2020 a las 18:17:40

        Gracias por su comentario. Sin duda estamos ante un tema de gran interés en su diversidad y múltiples posibilidades enriquecedoras para la enseñanza de la Historia en particular. Otra temática no abordada pero íntimamente vinculada y fundamental es el aspecto de la evaluación, componente básico en el proceso enseñanza-aprendizaje y que complementa la calidad de las herramientas utilizadas, permitiéndonos comprobar si el alumnado ha cumplido sus objetivos. Además, consideramos imprescindible la autoevaluación por parte de los docentes para perfeccionar el uso de las nuevas herramientas tecnológicas y comprobar cuáles funcionan mejor según el contexto en el cual se empleen.

        Responder

    • profile avatar

      Lucila María Pérez Fernández

      Comentó el 10/12/2020 a las 20:43:35

      En primer lugar, enhorabuena por vuestro trabajo. Me gustaría preguntaros cuál sería vuestra idea sobre el mejor enfoque de la asignatura de historia en secundaria. ¿Se trataría de usar herramientas TIC para actividades puntuales, un cambio de enfoque tipo flipped-classroom...? Muchas gracias.

      Responder

      • profile avatar

        Víctor José Ortega Muñoz

        Comentó el 10/12/2020 a las 23:58:00

        Gracias por su atención y pregunta. En nuestra opinión se trataría de aprovechas las TIC según las necesidades y características de cada grupo, ya que la experiencia demuestra que no todas las herramientas funcionan de igual manera en todas las clases. La clave estaría en la variación para no hacer monótonas las clases. Tratar de hacer un análisis de que elementos se prestan a determinadas herramientas. El enfoque flipped-classroom es muy interesante si bien realizar todas las clases con dicho enfoque es menos enriquecedor según nuestro criterio. Se debería intercalar con clases más de corte tradicional (si bien buscando la interactividad con el alumnado), proyectos en grupo, proyectos basados en la resolución de problemas, elaboración de blogs, infografías, etc. Es esta una manera de implicar al alumnado en una asignatura, la Historia, a la que se le otorga mayor dinamismo y atractivo con estas aproximaciones metodológicas.

        Responder

    • profile avatar

      Susana Guijarro González

      Comentó el 10/12/2020 a las 11:08:43

      Muchas gracias por vuestra aportación. Considero que es fundamental reflexionar sobre las lecciones aprendidas durante la pandemia sobre la adaptación a una enseñanza remota de emergencia. Mi experiencia me ha permitido comprobar que es necesaria una mayor reflexión sobre la figura del profesor como mediador y asistente en el proceso enseñanza-aprendizaje. Si duda, un manejo adecuado de las TIC aplicadas a nuestra disciplina ayudaría pero debería ir acompañado de la necesaria alfabetización digital de los alumnos. El mayor desafío la mencionada experiencia ha sido, desde mi perspectiva, potenciar la interacción con el alumnado. ¿ Consideráis que debieran implementarse en el grado de Historia y disciplinas afines asignaturas específicas para el desarrollo de las habilidades que requiere la enseñanza virtual o que es preferible adaptar de forma individual cada materia de estudio al entono digital).

      Responder

      • profile avatar

        Carmen Serrano Sánchez

        Comentó el 11/12/2020 a las 20:58:10

        Compartimos tu reflexión. Una de las mayores dificultades a las que nos hemos tenido que enfrentar -y muchos nos seguimos enfrentando- en esta «enseñanza remota de emergencia» ha sido fomentar la participación en clase de los estudiantes. A pesar de que están mucho más familiarizados con las herramientas digitales de comunicación, suelen mostrarse reacios a intervenir en clase mediante audio (a lo sumo, lo hacen a través del chat). Acerca de tu pregunta, creemos que sería conveniente ofrecer asignaturas centradas en la funcionalidad y uso crítico de la tecnología en el grado de Historia y afines. Aparte de los conocimientos tradicionales, habría que incluir, además, materias relacionadas con las Humanidades Digitales, que permiten abrir a los alumnos nuevas perspectivas profesionales de cara al futuro.

        Responder

    • profile avatar

      Ana Calvo Revilla

      Comentó el 10/12/2020 a las 10:20:24

      Enhorabuena por el trabajo. ¿Qué tipo de aplicaciones informáticas habéis utilizado? Agradecería saber si utilizáis la realidad aumentada en la docencia y de qué manera. Gracias

      Responder

      • profile avatar

        Víctor José Ortega Muñoz

        Comentó el 11/12/2020 a las 00:02:29

        Gracias por su pregunta. Empezando por el final, no hemos llegado a utilizar la realidad aumentada en la docencia, a pesar de ello creemos en su potencial dinamizador para temas puntuales en los cuales se podría ampliar la información de dicho tema con imágenes (ya sean 3D o 2D) y texto de un modo más interactivo, favoreciendo la iniciativa personal si se plantea como una gymkana de conocimiento. En cuanto a las aplicaciones informáticas utilizadas, prácticamente la mayoría de las que citamos: elaboración de blogs, PowePoint, Google Classroom, Edmodo, Google Meet, Jamboard, etc.

        Responder

    • profile avatar

      Leticia Agúndez San Miguel

      Comentó el 10/12/2020 a las 08:43:26

      Enhorabuena por el trabajo. Al hilo de la pregunta anterior y de mi experiencia como docente donde percibo una familiaidad de los estudiantes en el uso de las TIC pero una falta de cuestionamiento crítico sobre su utilidad y limitaciones : ¿no sería también recomendable una mejor y mayor formación tecnológica del alumnado e incluso de su propio entorno?

      Responder

      • profile avatar

        Víctor José Ortega Muñoz

        Comentó el 10/12/2020 a las 23:29:38

        Gracias por su pregunta. Ciertamente a pesar de que nuestros estudiantes son ya prácticamente todos nativos digitales, esto no se refleja en un uso eficaz y crítico de las herramientas que nos ofrecen las TIC. La tecnología tiende hacia la sencillez y facilidad de uso de los distintos aparatos y software, evitando cualquier tipo de pensamiento, no digamos ya crítico sobre los procesos que llevan a cabo. Es por ello que es necesaria mayor formación tecnológica para que realicen un uso eficaz orientado a objetivos de aprendizaje. Dada la generalización de la tecnología en el mundo actual, iríamos más allá de la necesaria formación tecnológica del alumnado universitario, imprescindible según la experiencia, descendiendo hasta Secundaria o etapas tempranas donde se enseña tecnología, básicamente el uso de varias herramientas, pero no se desarrolla tanto el espíritu crítico, obteniendo como resultado un alumnado que llega a la universidad con carencias significativas en un campo, que por familiaridad y manejo, podríamos pensar que dominan.

        Responder

    • profile avatar

      Sofía Marín-Cepeda

      Comentó el 09/12/2020 a las 12:41:56

      Felicidades por la conferencia. Sin duda, las TIC han revolucionado las metodologías de enseñanza/aprendizaje. El uso del smartphone y las redes sociales como herramienta educativa me parece fundamental para trabajar con los adolescentes y también con el alumnado universitario. ¿Creéis necesaria una formación específica en usos educativos de las redes sociales para el profesorado universitario?

      Responder

      • profile avatar

        Carmen Serrano Sánchez

        Comentó el 11/12/2020 a las 20:22:46

        Ciertamente, las redes sociales pueden constituir un buen aliado para favorecer una mayor interacción en el aula (sea ésta física o virtual). Sería interesante, por tanto, que los docentes conociéramos todas las posibilidades que nos pueden ofrecer las redes sociales para sacarles el máximo provecho. Por ello, nos parece importante que se planteen cursos de formación sobre el tema dirigidos al profesorado, pero no sólo universitario, sino también de otros niveles educativos.

        Responder


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.